martes, 20 de noviembre de 2018

Nuestra naturaleza

-- ¿Y vas a desarrollar lo último de ayer?
-- Con tal que no se me achaque falta de respeto por el encaje del infinitivo...

Conscientes de lo que el dicho popular afirma, que más que dos carretas, tiran (Vuesas Mercedes ya podrán completarlo a placer), las chicas de Femen, quienes quizá no pertenezcan a la escudería de Almodóvar, rotulan con "graffiti" (como los vándalos del Metro) el escaparate rampante de sus torsos, procurando que protestas y reivindicaciones se bamboleen con airosa gloria para nuestra memoria...
-- ¿Y entendimiento y voluntad?
-- Acaso: no digo yo que no.
... y sabedoras de que será por igual convocada la atención de vasallos y de reyes con tal exhibición de "les mamelles".
¿Hay pancarta más digna para hacer prosperar esas consignas? Lo que pone de manifiesto, contra viento y marea, el renuente y vigente (también chocante, para según quién) consenso sobre la utilidad en la utilización del cuerpo objeto de la mujer ídem. Y esto, desde la Venus de Willendorf, pasando por gran parte del jardín del Renacimiento, hasta las odaliscas de Ingres, las gorditas del colombiano Botero y un infinito y prolijo intercalado de etcéteras.
Si ello rechina o escuece, como a veces ocurre, habrá que hacérnoslo mirar, tomar cartas en el asunto, darle hilo a la cometa, tiempo al tiempo.
Houston, ¿tenemos un problema? ¿O sólo se trata de nuestra naturaleza mamífera, de añoranzas ancladas en lo más recóndito de nuestros orígenes?
-- ¿Te da la risa?
-- No siempre.
 (Y puede que otro día analicemos lo que va de un seductor canalillo umbrío al terso, hermoso resplandor de un esternón.)

lunes, 19 de noviembre de 2018

El clima, o sea

Con melindrosos gestos y comentarios alarmados, los intervinientes en una tertulia de esa empresa cultural que es Tele5, se han referido, hace poco, al auge llamativo de un sector de población neofranquista, resurgimiento que incluye un inesperado porcentaje de jóvenes.
-- ¿Y jóvenAs?
-- También.
Y como ejemplo ilustrativo, preguntaba una reportera itinerante (intrépida corresponsal de calle) a una moza, quien manifestó estar en dicho porcentaje, al entender las explicaciones que sobre el asunto le había transmitido su abuelo.
Versión por versión, ¿se puede sostener que es preferible, más fiable, la de la sesgadísima y sectaria ley de la sedicente "memoria histórica" que urdió alguien tan, tan como el circunpresiflexodente Zapatero?
¿El abuelo, próximo, conocido, tangible y experimentado por su edad o el remoto figurín errático y tarambana, planetario de cósmicos/cómicos encuentros en la decimotercera fase?
Luego, a los que ahora plantean que no cabe disimular por más tiempo el turbio y ruinoso negocio centrífugo, fundamento y resultado de las autononuestras, se les tilda de añejos, como poco. Pero igual son "las verdades del barquero" entre numerosas mentiras interesadas, tan extendidas como eficaces para echarnos a perder.

-- En fin, no está el clima para brazo en alto.
-- ¿Mano extendida o puño cerrado?
-- Ni la una ni el otro.
-- ¿Y para las tetas al aire?
-- ¿Con este frío y tantos aguaceros? Yo diría que tampoco. Pero vaya Ud. a saber. 

domingo, 18 de noviembre de 2018

Sonido y silencio

-- ¿A quién rondas ahora
de madrugada,
cuando se apagan solas,
vecinas de las olas,
estas farolas desencantadas?

Para escuchar mejor
la lluvia y el crujir
de los truenos de hoy,
separaste las puertas
abiertas al jardín;
reencontrando otra vez
la usual soledad
("mientras vienes o voy").
¿Es que también son tuyos
la reflexión callada,
la tiniebla encantada
de los amaneceres?

-- A mi padre, lo sé,
le gustaba sentir
estos días así:
los rumores del agua,
el silencio gentil
y sus propios recuerdos
de Puente Genil.  

viernes, 16 de noviembre de 2018

El coche y la minipimer

Pomposo sin remisión, creyendo (o simulando creer) que la referencia a Noruega ya vale, el lumbreras mayor del reino nos advierte del apocalipsis, y como si su "caudillaje" de volubles maneras resbalosas fuera a durar para siempre, ya está en el ordeno y mando de la gasolina, el diésel y el copón.
Los fabricantes de automóviles tendrán que afinar mucho, desde luego, porque los coches eléctricos todavía son una alternativa medio risible, quitando los modelos de precio estratosférico. Pero esa dinámica no surge por uno de esos decretos chorras que "el iluminado" se va sacando de la manga, inspirado por su personal fantasmagoría.
Faltan criterio y arte y ensayo, cuando se confunde un auto genuino, con su sonido de motor -- seductor o modesto que sea --, con su empuje vivaz, con su historia y su leyenda, intentando travestirlo de minipimer o de secador de pelo, pequeñito y portátil, para viajes.

Y sobra frescura, predicando sin dar trigo y subiéndote a un avión (que eso sí que gasta a chorros gasolina de lujo) que te lo pagamos los demás, para ir a comprar el pan a la tienda del olvido, zascandil.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Bromas y veras

Lo que hay es más cantidad de gente cada día para poner en cuestión el catecismo hegemónico de izquierdas. Para sacudirse los complejos que se fueron aposentando con la aplastante propaganda de un comunismo que sólo en ciertas latitudes adaptó su radicalidad y sus ensañadas persecuciones al talante taimado y a la piel de cordero con los que se apropia ansiosamente de "lo progresista". En eso han sido aplicados: en la manipulación de las palabras y las ideas, barriendo siempre para dentro.
Por ahí mismo, todo lo que no sea lo de ellos es imperdonable y ultrafacha. Pero la cosa no cuela "ni mijita".
Y la peli ("Infiltrado en el KKKlan") tiene algo que ver. En un tono de arenas movedizas, entre el humor y los conflictos más graves, y antes de que asomen en las escenas finales un simplista alegato contra Trump (última mona de pascua) y otras fáciles y conocidas parodias, lo que canta es una reacción de cansancio ante una marea demasiado predominante e impuesta a empujones insistentes, y que a la larga conduce a un hondo rechazo.
El pulso de las ideologías sigue, equiparada la barbarie de unos y otros energúmenos. Y como todos los pensamientos únicos (del color que sean) empachan y terminan cargando, el personal, más que estafado, proclama tarde o temprano que no es moro todo lo que reluce. Y que, desde luego, está feo llamarle progresismo a los cuentos chinos.  

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Esta desgracia nuestra

Yo no sé si le dieron, de chaval,
unos tembleques, una alferecía
de modo que quedara su caletre
(de metrosexual o petimetre)
definitivamente insubstancial.
Pero este barrizal en que nos mete
con cada "fantasía" que dispone
ni siquiera lo limpia y lo compone
la sin igual Lejía los Tres 7.

¿Qué le ocurrió? ¿Fue un golpe en la cabeza
lo que sembró su mente de torpeza?
¿Por qué el destino aciago nos aflige
con este jefe lila que nos rige,
vanaglorioso de sus desatinos
y sus dislates de tonto supino?

Como Simbad, subido en su alcatifa,
se ha trepado al sillón. Y en los desfiles
deambula como un correveidile
acaparando cuantas papeletas
de memo hay en el bombo de la rifa.

Jamás su noche nos será entreclara
sino turbia y menguada,
y acorde con lo duro de su cara.

martes, 13 de noviembre de 2018

De una puesta de sol hasta un trasero

Alguien contemplará tu luz que arde
como esta tarde, ocioso, yo te miro
sin dar cabida -- para qué -- al suspiro
inútil del valiente y del cobarde.
Tu aparente naufragio sobre el mar,
como cada noviembre, se repite
jugando una vez más al escondite
como el ligero verso de un juglar.

El escolar que fui hoy reflexiona
-- doblado el cabo ya de los setenta --
que entre tantas tormentas
el vaivén del amor siempre emociona.
(Como en un cuento de nunca acabar
de las Mil y una noches,
entreveradas de ciertos reproches,
las perlas rosicler de aquel collar.)

Y en fin, en esta tarde en que divago
por las palabras de un bazar iluso
admito que me encuentro algo difuso
y en mis metáforas también naufrago,
de sílabas, de rimas y de algas:
y en la tersa hermosura de las nalgas
de Calipigia y su certidumbre.

jueves, 8 de noviembre de 2018

SOS

Si tus ruidosas campanitas son para dejar huella...
Porque Eróstrato, por cierto, pretendía algo así cuando incendió el templo de Diana; y el canalla que mató a Lennon, parece que también. Pero anda que tú...

LLamarte alma de cántaro sería
dar por derecha tu intención torcida. 
Por el contrario, pocos en mi vida
he visto tan bellacos, a fe mía.
El morro te lo pisas cada paso
y es un traspie constante tu "gobierno":
saltimbanqui con tufos de "moderno"
y contorsión chivata de payaso.

El horizonte no está nada claro,
sometido al chantaje de esos socios
que te aprietan las tuercas con descaro
mirando solamente a su negocio.
Y contigo, pelele subalterno,
y la factura eléctrica este invierno,
¿a qué Santo hay que pedir amparo?

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Para que les aldeanines

(que seguramente es como les llaman en bable a los aldeaninos y a las aldeaninas) se sientan más cosmopolitas y viajados, el título lo dejan en inglés, pero Uds. no se desorienten y repitan conmigo que esta "peli" se llama "Rapsodia Bohemia" y ya está.
Y es la recreación del gigantesco, hiperbólico, aparatoso mito de Mercury/Queen, con su inadaptación, su creciente divismo, su egolatría y su progresivo desplazamiento a los tenebrosos ambientes de rebeldía y marginación "preorgullo", famosamente uniformados de querelles más cuero y cadenas algo sadomasos y otras imaginativas fantasías carnavalescas, con apoteosis final y recuento de póstumas andanzas.
Muy vistoso film sobre la legendaria banda y sobre las turbulentas vicisitudes de su cantante, con un actor que encarna al modelo de manera eficaz, aunque algo más flaco que el protagonista del drama original y, en ocasiones, un cierto aire a Jagger que puede despistar.
Cañonazos de energía, arreglos enardecidos, otros, presuntuosos, para canciones brillantes con sensacionales solos de guitarra, junto a algunas cuyo fundamento apenas era -- nada nuevo -- el facilón y trillado anzuelo, primitivo y rudimentario, de la inducida "participación" del público (pataditas y palmas, gritos de la enfervorizada multitud, el macro-rebaño en trance semihipnótico colectivo, a imitación relativamente lograda del cantor), mucha posturita teatral y parafernalia sin límites, que harán las delicias de los devotos.

martes, 6 de noviembre de 2018

Simeón el Estilita y un tío que le preguntaba

-- Y lo de Alsasua, ¿cómo lo ves?
-- Que por desgracia no es de ahora ni es sólo de allí. Y que no hay nada como envenenar la educación para criar salvajes, encapuchados o no. Pero eso ya lo saben quienes andan perdonando ( o disculpando, o "comprendiendo", o alentando) lo imperdonable.
-- ¿Dirías que esos son los genuinos hijos de puta?
-- Con toda probabilidad, exonerando con delicadeza cautelar a sus progenitoras respectivas.
-- ¿Y los que se callan? ¿Qué te parecen?
-- Chungo, tú. 

lunes, 5 de noviembre de 2018

Rosalía, una simbología confusa

La pena, las pasiones y el desgarro del mixtificado Sur profundo, replanteados con ocurrencias y disparates de ese mestizaje frenético que tanto se nos vende.
Propuesta experimental que se cuelga de y se enreda con casi todo lo que han podido encontrar, como en un mercadillo gipsy (¿así no nos tildarán de antiétnicos?) refregado por barros y barrios de tráficos conflictivos y polígonos industriales /marginales, discotecas chonis y bronx de los chinos y todo ese singular ambiente de lo que los tiquismiquis en ocasiones llaman -- con gestos de fruncido espanto o de discutible spleen -- las clases sociales menos favorecidas, échale guindas al pavo.
Puede que el invento tenga la digestión medio atragantada, aunque se van a forrar, eso, fijo, con este fenómeno emergente cuyo primer rumor nos llegara de casualidad con los Morancos y su adaptación cómico /crítica. Y enseguida, todo lo demás que se avecina, untado de pastiches de panderetas y visiones cutres, una desconcertada "pringá" con nazarenos en patinetes urbanitas, raperos, chulos de saldo, rebeldías, otras veces ancestrales sometimientos de patetismo seudoauténtico, vestuario "low cost" o lo que pilles, excesos de joyerío bizarro, moros en la costa, lo que Uds. se planteen de híbrido (los coches no) y quieran ir depositando como capas de dudosas entretelas, como estratos, lejísimos de la Stratocaster de Hank B. Marvin, Clapton y así.
Con rudo reduccionismo y poco esfuerzo, ¿hay que acordarse de las Grecas, de Papá Levante, de Achilipú y de la madre que nos parió?
  

domingo, 4 de noviembre de 2018

Pliegos y escaramuzas

Por el cristal de una puerta del porche
un caracol hoy se pasea;
ha debido empezar esta noche:
a tal velocidad se marinea.
Va dejando un rastro transparente
su laboriosa y tenaz escalada.
¿Tendrá su periplo inconsciente
explicación o coartada?

Trepando como un presidente
escurridizo entre sus plagios,
¿es su horizonte afanosamente
este absorbente y lento adagio?
O del naufragio va escapando
con tanta lluvia por el jardín:
un poco a la chita callando,
incompetente figurín.

-- Ya estás divagando otra vez,
y muy voluble con las rimas.
Me parecías menos ecléctico
cuando escribías "Linda prima".
-- Puede que sí y, aunque no reniego
de aquellas leves escaramuzas,
hoy el juego son otros pliegos
con diferentes semifusas.
Pero, volviendo al caracol...
-- ... y a tu ironía de medusa.
Anda, deja la cornamusa
y sal, que también a ti
conviene que te dé el sol.
-- Di que sí.  

sábado, 3 de noviembre de 2018

¡Qué sabrán los "hipsters"!

¿Qué profunda pujanza, qué recursos
hacen brotar tu fronda capilar
tan arbórea, y respetable y blanca,
metáfora de olas en el mar?
Varias semanas hace que avisaste
de este antiguo y recobrado antojo
que observas con asombro en los espejos
bailándote una risa por los ojos.

Se diría que vira
tu acreditada condición de oso,
y que tu aspecto da paso y respira
a un rey león, pautado y caviloso;
o a un carolingio rey de la baraja,
con preferencia, de copas o espadas:
el rostro, lejos de cualquier tijera,
de cándida Gillette o de navaja.

¿Confiere un lujo y un plus de nobleza,
en la espera del oro del Perú,
la plata de esta barba que se espesa
con la espuma diaria del champú?

viernes, 2 de noviembre de 2018

Acuse de recibo

Las señales que vengo recibiendo
de la evidente y dura realidad.
La amarga destrucción de tu hermosura
en la casual reseña el otro día,
allá por Almería,
que a nuestra desazón se transmitía
desde ese Canal Sur Televisión...

De golpe, los recuerdos,
las sesiones del Cine San Vicente,
el clavecín de Mario Nascimbene,
y Adriano cantando,
anticipando toda la nostalgia
de aquel frustrado anhelo,
de la impotencia aciaga y de los celos,
la burla y el rechazo
y el inútil consuelo
de la doliente escena en la piscina.
Y antes,
tu toalla/turbante, tu albornoz
bajando la escalera al son de "Aida"
(la celeste de Verdi)
rebosando de vida:
tu seducción directa que llegaba
a despertar del todo al corazón.

Para oponerte a la Bardot, la industria
(de siempre inerte, estúpida y trivial)
te bautizó C.C.
¿Quién te vio de verdad?
¿Tu trabajo, tus hechos desmintieron
toda aquella banal frivolidad?
Las décadas pasaron,
resplandecientes fuegos de una falla.
¿Y es posible que ahora, todavía,
vencidos por el Tiempo,
sigamos recordando y padeciendo
lo que fuimos y fuiste, tu toalla?

jueves, 1 de noviembre de 2018

¿Al menos te invitaron a café?

Medir tu corto vuelo, gallinita,
con los alcances de ese búho sabio
ha puesto en evidencia tu visita
y la bisutería de tus cuitas
y el infeliz discurso de tus labios.
Y como siempre, se te fue la mano
pavoneándote de un falso "acuerdo"
al que ha puesto sosiego palatino
la nota del prelado vaticano
-- el Parolin, inteligente y fino --
que con suma prudencia
y acreditada ciencia
no ha querido llamarlo "bulo lerdo".

Así que la revancha codiciada
se estanca en la casilla de salida
porque una imprevisión atolondrada
siempre diseña mal las embestidas.

¿Al menos, te invitaron a café,
capuchino o expreso,
antes de despedirte y de decirte
a otro perro con ese (duro) hueso?
Tendrás que recurrir a otra artimaña
mientras tus patinazos, Carmencita,
y tus inoperancias inauditas
son el hazmerreir de toda España.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Los apuntes

Entre sueños, escuchó el fragor del trueno, como si su crujido, tan encima de la casa, fuese a romperla en trozos. Y de inmediato descargó el aguacero, denso, zarandeado por un viento espectacular que hacía venir contra los cristales planchazos de agua horizontal y agitaba con furia la bandera del grifo heráldico y bicéfalo, en la esquina de la terraza delantera.
Se levantó y fue al baño. Cuando regresó a la cama, con el propósito de reanudar la noche, la coctelera de las palabras, ya le había sucedido demasiadas veces, le sugirió un comienzo que consideró y que se estaba desarrollando de manera espontánea.
Miró la hora en el despertador de la mesita: no eran las cuatro todavía y tuvo una tentación, un amago legítimo de pereza. Luego, al percibir que el hilo tendía a desvanecerse, se resolvió: con el invierno en puertas, esta primera y alevosa ola de frío polar, hay que abrigarse bien; vestido ya con las prendas de su más doméstica comodidad, bajó la escalera y conectó la luz del flexo.

Con uno de los varios "Bics" que tiene previsoramente repartidos por doquier, está elaborando, a esas deshoras, uno más de los apuntes que ha bautizado, para quienes los quieran curiosear, "Reflexiones del Hipocampo".

martes, 30 de octubre de 2018

¿"To" lo malo se pega?

Ametralladora ansiosa que casi no deja contestar a los entrevistados que no le son afines, la Pastor le preguntaba la otra noche al Casado qué receta tiene para los díscolos de la Cataluña, que su cálculo cifraba en 2 millones. Y pasa que la única receta es la que hay para todos, para los 40 y varios millones restantes del mapa: nada de privilegios ni discriminaciones ventajistas ni más zarandajas.
Y habrá que enseñar esto a los matones cuya grosería e insolencia siempre y sólo se atreven contra la debilidad (o lo que podría parecerlo) del Gobierno de turno; a los separatistas -- tramposos envenenadores de la semántica -- que construyen sin cansancio el edificio de sus estrafalarias patrañas sobre un embuste fundamental: la mentira escandalosa de que puede un vecino imponer su capricho a una comunidad, sosteniendo (vaya por Dios) que incluso le asiste el derecho para pretender la realización de tal despropósito.
Con ese mantra, falso por los cuatro puntos cardinales, embisten como un toro de lidia de los mal encastados, de los resabiados, lo que con ese comportamiento andan desmereciendo su, por otra parte, inevitable condición española.
Buenos esquizofrénicos están hechos.
Por cierto, para poner en evidencia un caso ejemplar de desajuste con la realidad, se decía "compra un argentino en lo que vale y véndelo en lo que él cree que vale". ¿Será que "to" lo malo se pega?

lunes, 29 de octubre de 2018

Señales y acertijos

Sobre el brazo de tu "chaise longue"
mi teléfono móvil coloco:
reproduzco tu tradición
mientras se recarga un poco.
En cambio omito la mesa
al almuerzo y al desayuno,
que parece fútil empresa
para comer sólo uno, 
preparándome cualquier cosa
en la encimera de la cocina:
un trámite de ritual
como de bar o de cantina.
-- ¿Y la cena? 
                         -- Es testimonial,
alguna sencilla golosina.

Y divago y me desoriento
mientras releo el Quijote,
quedando insomne y somnoliento
con estos "versos al trote".
(Reparo en la liviandad
de estas líneas asaz triviales:
nada que ver, en realidad,
con el teorema de Tales.)

Me propongo no ser prolijo
y no alargaré los acertijos,
las señales del cambio en mi vida
detrás de cada partida,
en tanto retornan tu regreso,
nuestras risas y nuestros besos.

domingo, 28 de octubre de 2018

No se la pierdan

Es muy improbable que encontremos algo superior a la lectura de un buen libro como fuente de conocimiento, estímulo de la fantasía y de la reflexión, entretenimiento placentero y elemento constructor de la cultura, entre otras benéficas virtudes.
Por si fuera poco, cualquiera podría notar el misterioso, casi mágico vínculo que un escrito siembra en personas muy diferentes y desconocidas unas de otras, cuando coinciden en la fascinación y el encanto de un poema o un relato que las van conectando incluso a través de las épocas, como si de un manantial interminable se tratase.
Por ahí, y por la sensibilidad y la ternura, y las emociones y los comportamientos decentes, va "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata", film asombroso y hermosísimo en todos sus aspectos, incluidos la fugaz imagen del casco del Balmoral (de cuando los barcos parecían barcos) y el ambiente del pueblo y de la isla, como detenido en el Tiempo, en ése que, conservadora y clásica, querría quedarse nuestra nostálgica condición setentona.
El respeto por la literatura y sus asombros impregna con delicadeza esta muestra de buen cine.  

sábado, 27 de octubre de 2018

Un suceso imposible en la vida de Diego García de Paredes

Porque tu sueño quiere que la sombra
domine por completo el dormitorio,
y aunque son mis desvelos tan notorios
y mis insomnios siempre recurrentes,
a cal y canto cierro consecuente
las maderas de las contraventanas;
y es fácil tropezar tan de mañana
con algún mueble o con alguna alfombra
al levantarme, si la habitación
es de anónimo hotel en la excursión.

Así que hemos quedado
que, para no quedar descalabrado,
entre sonrisas y caricias tiernas,
me vas a regalar una linterna
que ilumine el trazado de mis pasos
y aporte solución en estos casos.
Que un buen entendimiento
es el mejor de los planteamientos.

¿Son los ajustes propios de la edad?
¿El buen humor? ¿Querernos de verdad? 

jueves, 25 de octubre de 2018

Rimas desde Guadalupe

Frívolo figurón amanerado,
plañidera, si escuchas las verdades,
summa cum laude en tantas necedades,
rehén sumiso, mono amaestrado:

Tu vana presunción, ¿a tanto llega
que pensaste escaparte de rositas
y que tu deshojar la margarita
sería una jugada entre colegas?
Porque, al no ser completamente idiota,
se blinda solamente tu osadía
en esa contrahecha "mayoría"
de malas compañías y pelotas.

Bocachanclas notorio y confirmado:
desde esta franciscana Hospedería
y ante tan averiada mercancía
no es posible mirar para otro lado;
y mientras disimulas
la impresentable rebeldía ajena,
no cesará el sonido que condena
las cutres fechorías que postulas.

lunes, 22 de octubre de 2018

A tope, queridos

Si definitivamente vamos a dar por inevitable, y menos peor, esta fábrica de desorden e insatisfacción a la que andamos poniendo la etiqueta de democracia, con muy pomposa inercia; si vamos a sostener el asunto ese de las mayorías... entonces es urgentísimo que se establezca otra ley electoral, para que el esquema funcione sin la perversión presente que lo somete al abuso mafioso y a los variopintos chantajes y extorsiones de minorías manifiestas (del tamaño que lo sean, ¿vale?) a las que con escandalosa equivocación se les ha dado el mango de la sartén.
Del enredo actual la culpa está bastante, aunque desigualmente, repartida. Pero si alguien debería apretar, que sea la mayoría real la que lo haga. Y a tope, queridos.

sábado, 20 de octubre de 2018

"The challenger"

Jamás me atrevería,
contemplando tus modos y tu trato,
a compararte con un Viriato;
que más bien yo diría
que, cual Sinón en la "Troya abrasada"
(y especialista de tiempo completo
en zurdas preferencias trasnochadas),
nos vienes enseñando
tus híbridos manejos, tu apetito,
con los cuales a ese Jefe en aprietos
perderasle el respeto
dándole un día por el traserito.

En el presente estás de negociante
preparando el Caballo de madera
con la ayuda de esotro nigromante,
también republicano, Oriol Junqueras.
Que el vulgo, confundido de juicio,
secunda tu ordinaria demagogia;
y, enconada, aplaude tu artificio
la banda de palmeros que te elogia.

¿Satisfará el rencor de tus antojos
un rumbo parecido al de Maduro,
un matadero lleno de despojos?
Cuéntanos, Hamelín, después que acabes
de organizar el máximo estropicio,
¿intentarás quemar todas las naves?
Y al empujar al vigente esperpento,
¿llegará tu momento
de hacerte presidente vitalicio?

viernes, 19 de octubre de 2018

Nada tan elástico y retocable como un Presupuesto, Chiqui

Flamenca y jacarandosa,
con su popular acento,
desenvuelta y caudalosa,
Montero, Mª Jesús,
va a darnos grandes momentos.

Egresada de la Junta
de estas tierras andaluzas
-- un difícil magisterio
de dineros y misterios --,
respondiendo a las preguntas
tiene una parla profusa.

Así que, como si nada,
se ve que ya tiene claro
que 1.200 millones
no suponen un descaro:
valdrá cualquier coartada
y le sobrarán razones.
(Si constan masters, espero 
que sean una cosa seria,
no debidos al "salero"
de una caseta de Feria.)

De lunares y de risa
por la acera del Congreso.
El pelo de tu divisa
¿es, Montero,
en asuntos de dinero,
para dárnosla con queso?

jueves, 18 de octubre de 2018

¡Qué IDEA!

Los más recientes síntomas apuntan a que el magno choriceo de los ERES en la "sacrosanta" Junta de Andalucía ("la PSOE") puede resultar solamente una parte del cósmico Patio de Monipodio que con impunidad y descaro sin límites han organizado nuestros mandamases, durante su todavía monopolio del poder.
Y que, antes que Alaya llegase a cortarle la cabeza a Holofernes, fue oportunamente desplazada para encargar el asunto de la investigación a quien tolerase mejor los palos en la rueda.
Años después, la correspondiente recusación de ese relevo airea los pésimos olores del guiso y se habla de 3 o 4 mil millones más que, en vez de destinarse a adecentar la cochambre y el mal rollo de las clínicas  (bien lo sé) públicas, las deficiencias en las escuelas y los numerosos tramos de carreteras defectuosas, insuficientes, en vez de fomentar el más que necesario empleo, etc., se han ido en repartos privados a los que lo son de la jerarquía, extendiendo la mayonesa de las complicidades para mejor alargar la prosperidad de los sinvergüenzas y la incuria y el descontrol generalizados por aquí. Y esto, llenándose la boca de "mi tierra, mi tierra", con el mismo sarcasmo y la desfachatez que han utilizado para llamar IDEA -- que, como decía Trillo, "manda huevos" -- a la agencia/pantalla de la mayúscula malversación.
Si tanta basura se concreta, lo de la Gürtel va a parecer de simples aficionados, oyes.  

miércoles, 17 de octubre de 2018

Prolegómenos

No para deshacer un maleficio, que no es el Hipocampo creyente de tales supercherías.
He regresado hoy, después de dos años y medio, al itinerario de aquella ocasión que terminó como el rosario de la aurora y de las demás horas. En esa carretera que también nos llevaba a Irene y nos traía otrora con Cleopatra y la escolta aguerrida y paciente del Cabo.
Y precisamente, todo el verano de lAs calores y los turistOs, aplazándolo hasta esta fecha.
Ya procedía: cada uno ha llegado por un extremo de esa ancha avenida que cruza la población. Y sin necesidad de recurrir al teléfono, no es difícil identificar la zona de encuentro, con esos automóviles poco comunes que nos llevan y nos traen.
Esta vez, asómbrense, nada de política. Lo importante ha sido inaugurar con margen de tiempo los prolegómenos de la Navidad que viene. Así que estando en Estepa, cuna ilustre de las delicias que sabemos, ¿no iba a dejarse caer en mi asiento de atrás un sugerente y tentador repertorio de mantecados?
¡Bueno fuera!

martes, 16 de octubre de 2018

El Álamo no se rinde

Tu inexplicable invasión imprudente,
de todo punto incauta e indecente,
burlando cuanta malla protectora
hay instalada ahora
en defensa de puertas y ventanas,
esta misma mañana
tal ocasión de tu deceso ha sido
que en el más hondo abismo del olvido
tus andanzas y vuelos
han encontrado fiera sepultura,
ajustando tus cuentas con usura
el finísimo velo
de las letales gotas de ese "spray"
(que es lo mejor que en estas lides hay):
formato que dio fin insecticida
a tu efímera y desalmada vida.

Baste decir que, entre cristal y malla,
quedaste a mi merced en la batalla.
Así que aviso a moscas navegantes:
no encontrarán aquí
vuestros atrevimientos ambulantes
respuesta que no sea
indómita pelea
y un contraataque firme y fulminante.

lunes, 15 de octubre de 2018

Santa Teresa y los tiempos que corren, que esto ya no es lo que era

Yo no digo que sea
por la firme raigambre acreditada
de tía adoratriz. Y para nada
que en mi estructura arcaica y visigoda
pueda encontrarse causa suficiente
con la que alguna gente
encuentre pertinente explicación
para la duda que hogaño incomoda
a aqueste atribulado corazón.

Y puede ser que al margen de la moda
discurran mi criterio y pensamiento.
Pero los nombramientos que Francisco
(bonachón y argentino y pope a tope,
de la Iglesia Católica obelisco)
acaba de aprobar tienen un aire
de andar por casa y de poca monta.

Y aunque yo no me atreva
a evocar un insólito "top manta",
los nuevos nominados de esta leva
no tienen parangón con nuestra Santa
que, en este estricto día,
conmemoramos porque todavía
sostenemos que siempre ha habido clases
y que los santos nacen, no se hacen.