jueves, 27 de julio de 2017

De verdad que nos tenéis hasta el moño

Que agresividad, en la dosis de cada uno, ocasionalmente todos podemos sentir, es una cosa; pero muy otra es la existencia de los agresivos "profesionales", los provocadores, los matones, que aprovechan la normal tendencia paciente y tranquila del personal para intentar imponer su indecente programa de abusos.
El conflicto es que la tensión de la cuerda tiene unos límites y hasta las personas más flexibles y de cristiana mansedumbre acaban plantando cara y respondiendo (más por necesidad que por afición, que no la tienen) a los enfrentamientos caprichosos y gratuitos.
Cuando llegue el momento de quizá aplastar a los provocadores, se supone que no habrá quejas ni lugar para las medias tintas porque habrá llovido ya sobre mojado: y más que de sobra.

miércoles, 26 de julio de 2017

La música y la letra

Tras la sorpresa inesperada y las prolongadas conversaciones que habían tenido lugar en esas horas del encuentro, retornaron a la dulzura de las caricias, al conocimiento de los cuerpos que uno del otro tenían y sabían, al sentimiento que en tantas armoniosas facetas se manifestaba entre ambos.
Y esa vez, recorriendo las formas, la piel, el sedoso cabello rizado de la amada con manos en cuya demora se daba una amalgama de ternura y pasión, de mucha más música que letra (porque coincidieron también en el silencio), sintió él un largo y continuo estremecimiento que iba creciendo en intensidad como no recordaba en mucho tiempo y que, mientras notaba resbalar las lágrimas conmovidas, le hizo susurrar en la sensible caracola del oído femenino "es esta gloria, por la que vale la pena vivir".

martes, 25 de julio de 2017

"Dunkerque"

Como un sentido y conmovedor homenaje a la nobleza, al heroísmo y a la solidaridad, está realizada esta obra que, con sobrios y espaciados diálogos, resalta deliberadamente el magnífico trabajo de una música que crea toda la tensión y el soporte propios de la bélica peripecia, y de una fotografía espléndida en imágenes de los escenarios (tropas en espera del rescate en las playas, evoluciones aéreas de los pilotos de combate) dentro de una impecable ambientación de navíos y atuendos de época, perfectos para la verosimilitud del relato.
La seria entereza de los personajes y todo lo anterior hacen de "Dunkerque", en nuestra condición de espectadores/cinéfilos, un film sobrecogedor que inspira un resuelto y reverencial respeto.

lunes, 24 de julio de 2017

Los alejados días

Es este corazón que anda cansado,
que va mutando y ronda
su dura condición de pedernal.
Que ya le va costando
recordar cómo eran,
en lo que consistían
los alejados días
en que yo te quería,
en que tú me querías.

Yo, desvelado y tú más dormilona:
-- Más vale que vayamos
temprano a Mercadona;
de ese modo evitamos
lo peor de las colas en las cajas,
del calor del verano
y toda esa encerrona
llena de desventajas.

Sin decisiones claras
estupefacto asisto a mi sosiego;
y contemplando las estanterías
recuerda aquellos días
mi corazón vacío y veraniego.

(Concluyendo este en fin
borrador manuscrito
el "boli" se me agota
en la última nota;
pero queda un repuesto
cuya bolsa, bien puesto,
indica, sobreescrito,
que se trata de un "Bic"
cristal y original.) 
 
  

sábado, 22 de julio de 2017

"El hombre del corazón de hierro"

pinta el horror al que los mesianismos y los fanatismos (y tan fieros y repugnantes, sean azules o rojos) arrastran cada cierto tiempo, cada ciertas guerras, a todo quisque.
Que la brutalidad ande en ocasiones mezclada con el refinamiento o las idealizadas locuras no hace el asunto menos vertiginoso, menos infame ni más pasable por los filtros interesados y turbios que suelen trufar la Historia.
Y es que a veces hay que darle la razón a eso de "si es de la especie humana, no puede haber nada peor", que dijo, dicen, el otro. 

viernes, 21 de julio de 2017

Gilda, quítate ese guante

Un claro ejemplo de cómo malgastar un dineral es el que consiguen el productor, el director y el guionista de "La guerra del planeta de los simios", lamentable engendro relleno de simbolismos tan bobos como enfáticos, de presuntuosa confusión pese a lo elemental del argumento y de una estrafalaria vacuidad que afortunadamente remata en una explosión e incendio gigantescos, seguidos de un alud espectacular y un trilladísimo éxodo en busca de la "tierra de promisión" a la que fatalmente llega moribundo (y muere por fin) el caudillo de los simios.
Así es la cosa; y ni el más desaforado delirio de Darwin desautorizaría el ejemplo de cómo emplear el tiempo imperativo, en el epígrafe de hoy. En cambio, cuando las groseras decadencias son muchas, mirad (IDOS a mirar), la tontería comodona de la RAE sometiéndose a los hechos consumados de las malas costumbres y la ignorancia, con una cobarde miseria de tan insignes como indignos travestidos. 

jueves, 20 de julio de 2017

Horarios

Interpretó de manera errónea la posición de las manecillas del despertador. Se sacudió el aturdimiento de la noche calurosa y se dispuso a afrontar la desgana del paseo en ayunas, antes de que la inocultable ausencia de fe lo disuadiera. Y al salir comprobó en el reloj de la cocina la realidad. "Sostenella y no enmendalla", acudió puntualmente a su cerebro (a la fronda de las neuronas sobrevivientes), divisa algo heroica, casi propia de los defensores de El Álamo, que eran esos tíos que querían a Texas independiente de México para que luego fuese dependiente de USA. (Las X son de diseño, quizá inducido por la falta de sueño, que uno suele estar más en las J, no necesariamente aragonesas.)
-- Eso no es divagar, es casi un exabrupto.
-- Ya lo creo; pero prosigo.
Así que sólo eran las seis de la mañana. Poco a poco se fue despejando, ayudado por la calma de la madrugada. Al final, en el último tramo del propósito, se apagaron los faroles del alumbrado municipal y ya empezaban a salir los mirlos, que ahora andan un poco silenciosos hasta que los veraneantes se vayan "con tanta salud como descanso dejen"

martes, 18 de julio de 2017

Estamos contigo

Cuánto siento, Revilla,
las arduas pruebas que el destino aciago
interpone en tu módico camino
que de suyo es cabal y moderado
y por demás ajeno al desatino:

¡Tener que soportar la cascarilla
y el infumable y mísero empalago
de ese efímero "STAR" de pacotilla
que fin pone a sus trinos
con arbitrario ukase repentino
y a dos velas a los espectadores
los deja recocidos en calores,
largándose con toda su cuadrilla!

Y, ¿qué decir de esotra quemadura
que los profetas del separatismo
te infieren practicando ese aforismo
tan proverbial en su parasitismo
de permanente y fresca caradura?:
"el que no llora", dicen, cimarrones,
"no mama", y se quedan tan mamones.

No sorprende, Revilla,
que en este mundo chungo de impostores
estés, de rollos y de desertores,
hasta la coronilla.

lunes, 17 de julio de 2017

Mary Nieves

Mira que te veíamos, oreando el vaivén de tus maduras y algo equinas abundancias, al lado del vigente cabecilla oficial del motín, aunque entre el orondo y los salvajes lo están dejando ahí por el momento, a los efectos del papel de un títere al que quizá le caiga el más relevante vapuleo. Y, entre nos, decíamos "ésta, ¿de qué va?".
Y ahora te barren con la inmisericorde escoba de la secta porque al parecer han detectado que tu lealtad se extiende no más allá de donde alcanza un cierto riesgo que, por lo visto, no estás bastante dispuesta a asumir.
En fin que ya veremos en cuál dique seco fondearás mientras deshojas la margarita remolona, mientras limpias de rémora y otros submarinos animalitos, crustáceos, anémonas, corales, las anchas estructuras de tu nave, galeona.
¿Y cómo es posible que no percibiéramos de antemano, sino hasta ahora, tu signo del "zoológico"? Si es que... 

domingo, 16 de julio de 2017

Ese sentir que queda entre nosotros

A ti también te llegó por sorpresa, no lo vimos venir.
Parecía que el tiempo era de condición amable, que iba a durar sin que nos rozara, ni siquiera de modo dulce, la erosión imparable de los años vencidos, la insistente marea de la melancolía de los días.
En el archivo hondo de las vivencias idas, notamos un rumor, al tiempo lejano y tan presente, que suena dentro, que pone de relieve recuerdos de tanta dicha que hemos saboreado al compás de la pugna, de la necesidad de encontrar un horizonte que estaba, o no, ahí para nosotros, con su resplandor y sus sombras, con los colores que nos fueron cambiando la imagen en el espejo, en tanto seguíamos creyendo, sintiendo, más que pensando, que éramos nosotros, los mismos, los que siempre íbamos a encontrar el amoroso lazo renovado, latiendo por entre las señales que querían llevarnos la contraria.
Y no es que no escuchásemos a los antecesores: su experiencia, la sabiduría aprendida a un precio alto, del que nadie escapa. Pero en nuestra ilusión permanece brillando una luz resistente a la lluvia, al viento de las sucesivas estaciones en el calendario.
Te escucho hablarme. La mente, ¿es poderosa? Ocurra lo que sea, todavía eres, todavía soy. Caeremos un día pero mientras... mientras... 

sábado, 15 de julio de 2017

La del Puerto

Es la mujer del Puerto que al amigo
encandiló y después, como los toros,
salió suelta, huidiza, con sonoro
trasunto absurdo de falso testigo.
Y por contraste con tal frialdad
no se somete el hombre a tanto olvido,
con esa suerte de fidelidad
que a veces nos produce lo perdido.

Evoca a la mujer cuya hermosura
de bailarina de danza española
se desplegaba desde su cintura
en cada movimiento y cabriola:
-- Se le notaba en todo
el arte sabio: al hacerme el amor,
emanaba ondulante de sus modos
un andaluz reflejo seductor.

Yo inserto en la memoria
algún detalle leve de ese lance,
pormenores menudos del romance
que sugieran en versos otra historia. 

viernes, 14 de julio de 2017

Día de patriotas

Como andamos rodeados de un manto grandísimo y bastante espantoso de hechos violentos en la vida real y otro tanto en la ficción del cine y de la "tele", confundiendo y/o borrando de manera perversa la debida frontera, quien más quien menos, nos hemos ido embotando con una costumbre que desgasta incansablemente nuestras conciencias. Tal es la avalancha de malas noticias y tan mezcladas y en veloz sustitución unas con otras, que literalmente no damos abasto con la memoria ni con la sensibilidad ni con la ya mermada capacidad de escándalo.
Así que esta película nos centra por una vez en la crueldad del terrorismo, en el fanatismo de ceguera e ignorancia que lo nutre y en el miedo que a nuestra vulnerabilidad corresponde. Seguramente los sucesos de aquel día funesto en Boston tuvieron, como tantos, la repercusión que impacta en nosotros pero que resulta transitoria, casi instantánea porque la barre el siguiente caso de barbarie que nunca demora en llegar.
Considero cuánta injusticia e ingratitud nos tiñe cuando de forma egoísta, miserablemente humana, malgastamos nuestra atención y energías en cuestiones cuya entidad es, por comparación, insignificante.

jueves, 13 de julio de 2017

Versos ligeros, de sonsonete

Pintorescos marinos mayores
trazan itinerarios por Sevilla
y ni en medio de los calores
se desvanece la maravilla.
Sendas gorras de "pelotero"
contra el desafío extremo,
y todos los caprichos concedidos
de una gastronomía a todo remo.

En la Plaza de Doña Elvira
intercambian sus relatos:
las anécdotas compartidas,
recuerdos y verdades del pasado.
Y con resolución milagrosa
redefinen algunas cosas,
consiguiendo que los turistas
(esos enjambres interminables)
desaparezcan de la vista
como hologramas maleables..

Cruzando el Guadalquivir
en el crepúsculo perfecto
sienten toda esa hermosura:
sevillanos, al cabo, selectos.
(Con deciros que rematamos,
a guisa de colofón,
con los helados que Irene sabe:
dos tarrinas "de libre elección".

miércoles, 12 de julio de 2017

Caos



El Plegablito ha entrado en una vorágine de comportamiento repugnante.
Procuraré someter su odiosa sedición. Rezad por mí.

Rumor

Corre el rumor insistente, aunque algo infundado, de que se han dado casos de usuarios de ordenadores personales que, siendo sangrantes víctimas de la conducta rebelde y chapucera de dichas máquinas del demonio, se han dado a la bebida, se han dejado caer desde altísimos acantilados o alternativamente se han matriculado en clases de flamenco y vitrocerámica.
La veracidad de esas teorías en la actualidad ha sido puesta en entredicho por una sociedad internacional cuyo nombre permanece oculto pero de la cual se afirma en rigurosos cenáculos intelectuales que está compuesta por distintos porcentajes de grafólogos, gerentes de bazares de los chinos y veteranas coristas egresadas del histórico Molino Rojo de Barcelona. La antedicha sociedad deplora lo que considera una alarma impropia y tendenciosa, toda vez que no existe confirmación empírica de la naturaleza del supuesto fenómeno social.
No obstante, a nuestra redacción ha llegado noticia de algunos sucesos aislados en los que individuos de filiación incierta se habrían rociado a sí mismos con algún tipo de combustible para proceder a continuación a prenderse fuego a lo bonzo.
Por el equipo local de bomberos se sigue la investigación que ha de esclarecer si se trata de gasoil A o gasolina de 95, sin plomo.


domingo, 9 de julio de 2017

El truchimán de las "iniciativas"

La insaciable ambición y el fatuo ego
son tus únicos timbres de firmeza:
te juro, tío, que ya dan pereza
tus fementidas mañas y reniegos.
Y como mercader de ambigüedades,
frivolidad y renuncios de necio,
tu talla se acredita cantidades
y concluimos que "no tienes precio".

La infinita torpeza
con la que han consagrado tu regreso
atónitos nos deja, de una pieza;
que ya sabemos de qué pie cojeas
y que estando tan mal de la cabeza
no nos la das con queso.

Tu contumacia inquieta y adventicia
tiene tan alto grado y tal calibre
y es tamaña tu célebre impericia
que solamente al fin nos va a quedar
rogar a Dios piadoso que nos libre
de tener que volver a soportar
las graves y mentales diarreas
de todas tus inanes asambleas.
¡Pedro, por Dios...!


Post scriptum:
Al discreto lector, hoy solicito
paciencia por si acaso me repito
en estos versos de intención fiscal;
y no se tome a mal,
en medio de este turbio temporal,
que llame extravagante aerolito
al juego que está dando ese mocito.

sábado, 8 de julio de 2017

La sonata de Corelli

Los psicólogos y los otros esotéricos, los de la cartomancia y las restantes "mancias", se esponjarían tal vez, como suelen, con los tres pies al gato de las interpretaciones.
Pero, ¿eran imágenes del subconsciente, recuerdos sepultados entre pétalos, hundidos en aguas profundas, ansias no satisfechas, desvaríos anclados en las melancolías de la mente?

Venías al fondo de la calle, caminando despacio mientras tocabas al violín un pasaje de una sonata de Corelli, y traías el aura rizada de tus cabellos rojizos. (No, no era aquel "solo" remoto de la canción del pintor enamorado de su modelo que de manera tan insistente parecía atravesar su vida, una y otra vez: era Corelli, estaba seguro.)
Cuando del abrazo estremecido brotaron las primeras lágrimas, sintió con nitidez que sería imposible deshacer las sombras, salir del laberinto, poner en claro -- ni siquiera desliando el hilo de plata latente que notaba todavía, antes de que empezara a desvanecerse -- la honda quimera, los intensos perfumes de Venus, la caracola delicada de este sueño del Hipocampo.

Y si añado una arboleda a esta ficción que quizá no es tal, ¿variarían las conclusiones de los magos, de los especialistas?

viernes, 7 de julio de 2017

San Fermín, otra vez, hay que ver

A Pamplona hubimos de ir, hace unos años, a impregnarnos "in situ" de lo que allí se cuece por estos días de julio. Cuando no, soy espectador consuetudinario de los encierros, a través de la televisión: procuro no perdérmelos y menos, con las transmisiones que va logrando el Ente, de gran calidad y cumplidos detalles.
El dúo presentador, concienzudamente abonado a tal cometido, que es como decir las campanadas de Fin de Año con la Pedroche, se porta, si tenemos en cuenta las obviedades que lo clásico y reiterado de la situación implica y que improvisar casi nunca es fácil; y alguna "perla" se escapa, como pedirle al ganadero de este primer encierro que opine sobre sus toros, con fama de peligrosos (Sheldon Cooper se preguntaría en qué universo los toros no son peligrosos), o afirmar al dar el informe de heridos que los médicos se curan en salud, observación pintoresca y bastante apropiada para la sonrisa del oyente.

Y bueno, el valentón del alcalde sólo sacó su premeditada  banderita sectaria apenas un momento antes del chupinazo de ayer, se supone que para limitar al máximo el tiempo de una probable reacción adversa. Y es que esta gente es así, levantisca, impertinente y porculera aunque muy cautelosa, por si acaso le llegara su San Martín, en San Fermín.
Por cierto que, a pesar de lo que haya podido señalar Cristina Hynde, en estas orgías contemporáneas está prohibido el comportamiento atávico de los machos (que ya deben ser pocos, con la saca del orgullo) y no se debe meter mano a las bacantes por mucho que estén en su papel.

Desde mi barrera de la calle Sargo, como partícipe contemplativo y respetuoso, lejano en el tiempo y en el espacio, doy fe de que los toros de hoy eran preciosos, uno de color tirando a rubio, un bombón de animal, sí señor.

jueves, 6 de julio de 2017

Encuentros en la presente fase

Jodido debe ser daros la mano
aparentando que nada ha pasado,
fingir entendimientos cortesanos,
trasegar quina: ¡áspero entripado!

Más que rivalidad, lo vuestro es
Jano bifronte, derecho y revés,
palmario y manifiesto desacuerdo,
ingratísima trufa del recuerdo.
Después del indecente, ¿no hay empacho,
con camaradería de borrachos,
en tener esa charla en un despacho
como dos mamarrachos?
¿Los dos tragando respectivos sapos
(el de la barba y el presunto guapo),
con diplomacia exenta de sopapos
"como no puede ser de otra manera",
cada conejo en cada chistera?

No digo que no sea necesario
un mínimo e intrépido escenario,
un binario compás, un emoliente
en esta convulsión del calendario.
¡Pero caray, qué gente!
¡Ya hay que tener ovarios! 

miércoles, 5 de julio de 2017

Las patrañas de los jetas

"Pastoral americana" (¿verdad?) es la crónica de cómo una familia y, por extensión /parábola, un país pasa de la estabilidad y la bonanza a la crisis continuada y al relativo caos, cuando se pone todo patas arriba con la supuesta teoría de arreglar las injusticias sociales, económicas y culturales y, después de un zafarrancho brutal, resulta que no es casi nada lo que se consigue mejorar sino que los tiempos estaban cambiando sólo a lo diferente que no es sinónimo de lo preferible.
La demagogia costosísima de las revoluciones siempre encontrará terreno fértil en la desigualdad y el descontento indiscutibles (que los hay) y la extensa ignorancia (que también), pero no suele aportar verdaderas soluciones, sino burdas trampas en las que otros peces grandes devoran a los peces pequeños: a los de siempre.

De no muy otro jaez es el manicomio grotesco, casposo y paleto que en la sucursal catalana separatista andan inflando (qué pena de región echada a perder) con esas patrañas de una falsa democracia en la que sólo votan unos, en mitad de una orgía mendaz de discriminación sobremanera arbitraria que roba el derecho de todos los demás.

martes, 4 de julio de 2017

El Hipocampo y su alambique

En alguno de los laboriosos anaqueles en los que coloca sus más tormentosos escrúpulos de conciencia, instaló desde hace años, y para la sensatez, la sobriedad y el buen juicio, la costumbre de tomar leche semidesnatada -- siempre fría -- que, si bien no tiene todo el encanto de la entera/calcio, pasa por ser algo menos decisiva e influyente en lo que al peso corporal y, por ende, la línea hace referencia. Claro es que rehúsa la extrema sutileza y la liviandad que con negligencia notoria caracterizan a la desnatada, tan próxima ya a la condición de holograma que se diría elaborada con una elusiva y subrepticia fórmula a base de agua y algún indefinido colorante blanco.
Bien es verdad que, para compensar ésta y otras exigentes desazones, viene recurriendo al expediente de añadir (y esto lo lleva a cabo mirando un poco al soslayo, como el "seor soldado" de los versos) sendas cucharadas soperas del café soluble crème express de su preferencia y del azúcar que, según consta en el envase pertinente, denominan blanquilla.
Espesada de tan diplomático modo, sólo queda batir con moderada energía la mezcla resultante hasta un punto cercano al efecto de espumilla en superficie, en una jarra de vidrio grueso, que debe sujetarse con prudencia por el asa.
El Hipocampo afirma que la cosa funciona, aun admitiendo ciertas contradicciones ontológicas, metafísicas, que serían inherentes a su naturaleza ecléctica, a ese absorto y contemplativo nadar entre dos aguas.

lunes, 3 de julio de 2017

De Oxford, por lo menos

No hay que escarbar demasiado en la memoria para encontrar las generosas, prolijas y reiteradas muestras de la mofa, befa y escarnio que contra Ana Botella hicieron sus "brillantes" detractores con motivo de aquella taza de café con leche pasada por el filtro del idioma imposible que, con ínfulas de inglés fonéticamente académico, intentó la buena mujer, dejando tras de sí la estela inolvidable de su olímpico patinazo "artístico".

Ahora, dentro del guiñol municipal que en la Villa y Corte (y no sólo allí) tienen montado entre unos y otros los próceres lamentables y los bufones de la ocurrencia entre paréntesis metida, que diría Don Francisco, la imperecedera Carmena, bastón de mando inverosímil, preclara gestora de los carnavales extraterrestres y otros despropósitos y ordenanzas, acaba de demostrarnos su habilidad  políglota en la tarima donde se despedían los recientes actos de la conga multicolor.

Bochorno por bochorno, qué calladitos y disimulones parecen estar los intérpretes de la otrora desaforada rechifla, los falsorros cosmopolitas de nuestra más enana progresía.

domingo, 2 de julio de 2017

Fallas y delirios

Injertado y recosido hasta ser una pavorosa y estrafalaria caricatura de sus propias mutaciones, Michael Jackson se nos muestra en el documental This is it en toda la vorágine de su frenesí rítmico e incansable.
Quizá el inconveniente mayor de las dotes de esta gran figura del espectáculo estriba, andando el tiempo, en los excesos con los que llegó a rizar su propio y finalmente amanerado rizo.
Consciente de su sabiduría y de su divismo (aunque la genialidad derive errática), es patético el visible esfuerzo que músicos y bailarines hacían en los ensayos y el montaje del "show" para intentar con ejemplar paciencia complacer al jefe y protagonista absoluto en sus ocasionales delirios.
Con tanta contorsión eléctrica y tan rigurosos y aun marciales/fascistas movimientos, casi no quedaba aliento para cantar las breves y sincopadísimas "melodías"; así que el asunto termina agotando y supongo que hasta el propio ZP lo encontraría discutido y discutible, claro.
Este artista, que nos deslumbró siendo un chaval, quizá tuvo la curva máxima en su etapa intermedia, antes de que acabara de subirse a esa parra que ya parecía una falla valenciana en plena combustión.
¿El lío es que de las vacas sagradas no se puede decir ni "mú"

viernes, 30 de junio de 2017

Trayendo causa

(Don Manuel, "to se pega") de episodios de la Mitología, que con frecuencia abunda en confusiones y urdimbres farragosísimas, "Wonder woman", que vendría siendo algo así como la mujer maravilla o maravillosa, es un imposible disparate medianamente vistoso, que incorpora unas islas paradisíacas tirando a ficticias, un Londres de espesas perspectivas y una chica medio monilla, con una sonrisa algo ingenua, que con cierta dificultad intenta expresar su desorientación en el papel de la superamazona que lucha por salir airosa del escaso humor y el creciente despropósito de los guionistas.
Luego están el ambiente de las trincheras, los aviones retro con sus bombardeos y las máscaras antigás, pobrecitas, indefensas ante la letal eficacia del nuevo producto químico, perverso, jodidamente mortífero.
Poco más.

jueves, 29 de junio de 2017

El clásico bisturí

Gorila por gorila, Maduro I, el sucesor, ha ido demostrando ser inferior en todo (que ya le vale) al zafio tiranuelo Chávez quien, en medio de una retórica grotesca de apolillados laureles seudoheroicos, fundó esa patraña populista que han dado en llamar república dizque "bolivariana".
Por cierto, a Bolívar (que se llamaba Don Simón, como el tinto de verano), visionario rebelde y rebotado, le fueron dejando tirado los demás próceres -- cada uno con su protagonismo megalómano -- que convocó y que en definitiva no logró aunar a su alrededor en aquella empresa que pretendía un gran estado continental para quitar el sillón a los españoles y cederlo a los criollos, unos y otros notorios terratenientes que en el fondo no fueron más que a luchar entre ellos por mantener privilegios e intereses. Y todo, agitado con proclamas de independencia y de idealismos hipócritas e incendiarios.
Luego, el apellido del célebre caudillo y presunto libertador se ha utilizado para bautizar la manipuladora fantasmada presente.
En fin, que el extremo deterioro de la vida de los venezolanos actuales no invertirá la tendencia a no ser que el Ejército, que alguna señal mínima quizá va dando, empuñe el clásico bisturí que después tanto se critica.
Porque la arrebatiña y el desorden son factores que... no sé si Vuesas Mercedes se acuerdan de ese dicho de "cuando las barbas de tu vecino, etc..."

miércoles, 28 de junio de 2017

Una oportunidad desperdiciada

En todas las emisoras de televisión lo han reiterado hasta el aburrimiento: "la mano del hombre", en el incendio de estos días, como posible causa a indagar.
¡Qué lástima, qué gran oportunidad perdida para que los ideologizados correctores y correctoras del lenguaje salgan, consecuentes con su característica obsesión, a gritar de modo histérico, añadiendo "la mano de la mujer"!
En esta reivindicación también se ha echado en falta que reclamasen su cuota correspondiente los llamativos y ruidosos inscritos en la pinturera, multicolor y orgullosa manifestación carnavalesca que tiene lugar en Madrid, con la seducida complacencia integradora de sus más progres y señalados ediles.
Un caso imperdonable de negligencia que lamentamos y que no debiera repetirse en lo sucesivo.

martes, 27 de junio de 2017

Un zarandeo póstumo

Ya supongo que hay opiniones diversas. Y que posiblemente la pretensión en juego acredita algún amparo legal aunque suene un poco discutible por no decir cutre y sórdida: estoy añadiendo otra opinión, ¿ven qué fácil?
El asunto es que a Don Salvador Dalí, que en paz deberían dejarlo descansar, le sale una especie de seudohija apócrifa y que los restos mortales del genial artista van a ser exhumados, en lo que no deja de tener algo de orgía necrófila y de despropósito, mirad por dónde, surrealista.
La autoridad judicial que concede la puesta en práctica del procedimiento tendrá (o no, quién sabe) argumentos, motivos, razones para dar el placet; que, con las contradicciones y diferentes e incluso opuestas interpretaciones que los esotéricos especialistas con poder de decisión nos van exponiendo a diario, cabe no sólo la duda sino la sospecha y el desvarío posibles.
En todo caso, si después de la traca no existe el ansiado vínculo, estaría bien que la ambición y la pillería tuvieran un escarmiento equivalente a los millones que se ventilan en esta intentona de visos algo turbios y de estilo "avida dollars", y alrededor de la cual inocultablemente sobrevuela la pasta gansa; además de la cosa romántica y tierna de averiguar el origen genético, que sí, que vale.

lunes, 26 de junio de 2017

Tema recurrente

De la Segunda Guerra mundial y sus escalofriantes secuelas y pormenores sigue nutriéndose el cine con una fruición que empezamos a sospechar morbosa, aunque intensamente atractiva.
Y con tales palabras se podría definir la actuación de la Chastain, tan lejos ahora de la peligrosa Sloane, que es admirable lo que dan de sí estos estrellos y estrellas de la "gran pantalla".
En "La casa de la esperanza", doña Jessica pone en pie el personaje de una mujer cuya abnegación, entrega y demás prendas hacen que el espectador se ponga de su parte, aun advirtiendo un exceso de ternura que raya en lo inverosímil y que puede restarle credibilidad.
Hermosas y dramáticas imágenes para relatar, otra vez, los holocaustos y atrocidades que ocurrieron en la estela de un sueño de supremacías crueles que se resolvió, qué otra cosa cabía, malamente y con un infinito descalabro.
La "peli" trae recuerdos de "El diario de Ana Frank", aquella versión con la dulce y frágil Millie Perkins de entonces; de "La lista de Schindler", "El pianista" y otras muchas. Y se deja ver con notable estremecimiento.

domingo, 25 de junio de 2017

Hoy,

¿qué escribiré, preclaro pendolista,
heráldico calígrafo leonés,
sino que tu atención a este sofista
se mantiene constante y mes tras mes?

De la feligresía
que escudriña mis cuitas y mis días,
puedo dar fe que, con tal cortesía,
compensa su notoria minoría.
Y aunque lamento tantas ocasiones
en las que pueda parecer ingrato,
pretendo proseguir estos renglones,
estas reseñas de versos burlones
y estas veladas caricias de gato
en esta hora fatal de los calores
por vosotros, Señoras y Señores.

"Y dise":
Muy a contracorriente del frenético cine de acción y/o violencia semigratuita que por lo general reparten las carteleras, "Hermanos del viento" es una película que, en clave de lujoso documental, plantea una metáfora bienintencionada y algo inocente, pero hermosa y aceptable.
Dos detalles que podrían resaltarse: las bellísimas imágenes y la pausada e inusual sobriedad del relato. Casi sobra la música de fondo, nada necesaria para el ojo extasiado ante las montañas, los bosques y los majestuosos vuelos de las águilas protagonistas.
Jean Reno, que me recuerda a Trabuchelli, está como de costumbre, personalísimo y natural, en el papel de un guardabosques en alto contraste con otros personajes (desde la comedia al ambiente policial y mafioso) que siempre borda.
(En La2, pasan un reportaje con la detallada explicación del trabajo que supuso llevar a cabo con tal maestría y grandeza este film.)
Hasta mañana, si Dios quiere.

sábado, 24 de junio de 2017

El mirífico encanto del solsticio de verano

Las siete de la mañana.
Estragados por los excesos de la noche en vela, habiendo sembrado a su paso botellas de vidrio rotas, bolsas de plástico, cáscaras de lo que sea y más de cuatro rotundas vomitonas, nuestros "jóvenes estupendamente preparados" empiezan a recogerse, cada mochuelo, a su olivo, entre el agotador pasmo de las risotadas ya sin ganas y los fragmentos de una cháchara deshilvanada y vulgar, decorada con lo más pulido de las palabrotas y los lugares comunes.
Son, es de suponer, los herederos del futuro, el relevo de la antorcha, cirujanos, abogados, grandes gestores, políticos, ingenieros de las finanzas, arquitectos, etc.,etc.
En la bola de cristal no queda claro que vayan a madurar a tiempo; y mientras...

La horda residual que permanece
empecinada en profanar la playa
como una cuadrillita de canallas
(que adjetivo mejor no se merece),
es la tropa porcina y descuidada
que en el semblante lleva las señales,
con marcados acentos guturales,
de empanadas mentales con las cuales
"celebró" a su manera otro San Juan.

Con titánico arrojo denodado,
retira sus detritus, reforzado,
el equipo que hoy hace limpieza:
paseos y jardines han quedado
en parte destrozados
por estos vándalos y su torpeza.

¿Imagináis a estas criaturitas
sufriendo, víctimas, con el calor,
las becas, las profundas "escuelitas",
interesándose por los sonetos
que Garcilaso urdiera con amor?

viernes, 23 de junio de 2017

¿Un líder, tú? ¡Anda ya!

Nos han debido echar un mal de ojo.
¿Qué desgraciada coyuntura es ésta?
¿Hemos de estar al azar y al antojo
de tus veleidades más funestas?
Con esos patinazos de payaso
y con tu diccionario de falsías,
tu mala condición y tuerto paso,
¿tendremos que aguantarte cada día?

Que un mal rayo te parta
cuando, con demagogia envenenada,
tu intoxicada lengua de lagarta
emite sus abyectas andanadas.
No he visto miserable tan pelmazo
ni tan inoportuno "dirigente";
ojalá que, de nuevo, otro fracaso
te coloque en tu sitio y en tu ocaso,
fantasma impertinente.