martes, 11 de noviembre de 2014

Esa "consulta de tanto éxito"



O sea que primero se prohíbe, por parte de gobernantes delegados aunque bucaneros,  la participación de unos 40 millones de españoles no-catalanes o así, en un despampanante alarde de discriminación e ilegalidad.
Luego (datos aproximados), acude solamente un tercio de los exclusivos convocados, de tan excluyente manera.
Es decir, que más del 60% de ellos mismos, ni fue: ¡qué interés en el asunto tendrían!
Y de los que, acuciosos, aleccionados, aborregados en el sesgo trilero, se presentan (si el cómputo es decente y veraz y no, como podría imaginarse, una pintoresca variedad del pucherazo de marras), nos dicen que más o menos el 80% vota un “a favor”, parece que, según quiénes, algo matizado; y el resto se abstiene o vota en contra.
Así que, ¿de cada 15 llamados a la farsa, sólo 4 a favor? Y eso, ¿después de la propaganda urbi et orbe?
Eso es una birria de “éxito”, chicos. Una pifia mayúscula. Parecidísima por cierto a la que se dio cuando la romería fantasiosa aquella del Nuevo Estatuto para la inquieta y, sobre todo, soliviantada y embaucada región española.
Se quejan sus mandamases de que la región paga mucho y recibe poco. Eso que se lo cuenten a cualquier contribuyente, sobre todo si es persona adinerada. Pues así, los restantes “argumentos” de la rebelión, de la “causa”. Y la presunta inteligencia de los ciudadanos, ¿se deja timar con tan precarias chucherías?
Impávidos, seguirán mintiendo. Y derrocharán el dinero de todos nosotros (no importa cómo bautizan la triquiñuela) para que el lavado de cerebro crezca y vaya a más. A Mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada