viernes, 30 de diciembre de 2016

Del coloquio decoroso que tuvo lugar entre el "Plegablito" y el Hipocampo

"Plegablito": ¿Y bien?
Hipocampo: No sé. Parece que, dentro de su delicado carácter artesanal y minoritario, los días que el "blog" sueña, que se hace ilusiones, o que desvaría por laberintos amorosos, el personal adicto disfruta más.
-- ¿No será que te toman por...
-- ...por lo que no soy.
-- Anda ya, que alguna fama te han echado.
-- Eso: "me han " echado.
-- En todo caso, no se te da mal la vertiente galante. Es más, ya consta esa expresión en alguna entrada anterior.
-- Lo da el oficio.
-- Y los estímulos. Que cuando te sientas ante mí, no sé nunca por dónde saldrás; pero, en ocasiones, como que te agarras a una nube que pasa.
-- Dices tú de nubes. Sin ir más lejos, las que había esta mañana (ya sabes que madrugo), que interrumpí el desayuno para salir al jardín y no perdérmelas.
-- ¿Cómo eran?
-- Anchas y guapas, como las caderas de una mujer madura. Doradas y rubias, como si esa mujer fuese una escultural walkiria del Norte.
-- O de más acá.
-- También.
-- ¡Si es que te conozco!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada