lunes, 24 de octubre de 2016

El precio del camino

El Tribunal Constitucional, ¿es un organismo respetable y respetado? ¿O un cónclave de personajes impotentes al que los rebeldes desobedecen a capricho y cuyas resoluciones y sanciones se muestran inútiles, imposibles de aplicar?
La última (o la penúltima) tiene que ver con la reposición de las corridas de toros en la Cataluña de los separatistas y de los "animalistas" con los que andan revueltos, quienes ya han manifestado su expresa postura, chulesca como de costumbre, con vistosa desfachatez.
Pocas cosas habrá más ridículas y afantasmadas que una disposición legal que no se cumple.*
Y la reiteración de ese desorden es el camino estupendo para la anarquía que algunos parecen soñar, desear.
¿A qué precio lo recorreremos?

*Siguiendo el - mal - ejemplo, podría sugerirse que los residentes en la dicha región desacaten también las normativas municipales y comarcales que más les vengan en gana. Total, ya puestos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada