martes, 27 de septiembre de 2016

Una relectura

Vuelvo a leer en estos días "Y si habla mal de España... es español" de Fernando Sánchez Dragó, que ya leí por dos veces y de un tirón en marzo y abril de 2008.
El autor es, lo sabemos, caudaloso, retórico, exagerado, redicho, PERO CON MÁS RAZÓN QUE UN SANTO. La contundencia de sus afirmaciones, lo extenso, metódico y minucioso de su análisis, acaso no tengan réplica ni desmentido posibles.
Por otra parte, la exaltación de la Tauromaquia y la sagaz, imponente lección que imparte a los antitaurinos en la parte final del libro, tampoco tienen desperdicio alguno.
Que nadie se amilane ante esta obra vigente y rotunda cuya coherencia y sentido común, cuyas verdades todos deberíamos suscribir.

Advertencia: problemas con el "Plegablito" (mi ordenador). Me temo que no podré seguir con el blog, mientras se solucionan (o no).   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada