viernes, 2 de septiembre de 2016

Un supuesto teórico

O puede que no tanto.
"Las ciencias adelantan que es una barbaridad" y, al paso que vamos, bien pudiera ser que no anduviese tan lejos ni fuera tan imposible una "transferencia" de recuerdos o cosa similar entre un cerebro y otro.
Total, ya estamos con lo de los neutrinos y el bosón de Higgs, y cosas más raras se han visto.
Así que al personaje de Kevin Costner le hacen un apaño de ese orden y lo modifican de criminal irredento y crudelísimo a agente del gobierno, en una peripecia londinense que tiene acción, intriga y otros ingredientes propios del género, y que se deja ver con aceptable fruición.
"Criminal" queda, de ese modo, como un producto de cine más que correcto. Y Kevin le da sobriedad al asunto y vuelve a ganar como tío legal, que es de lo que se trata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada