domingo, 5 de julio de 2015

De fino catador en retirada a rigurosa novia abstemia



Claro está que prefiero
la caldera de amor de tus caderas
a la comodidad refrigerada
del porche delantero.

Pero,
amor, aunque a gusto me quede
a preparar los canapés contigo,
cocinera fermosa,
bajo la hélice elegante que ya sabemos,
considera que hoy,
5 de julio, Cádiz, humedad
relativa del todo por ciento,
un poco de levante
y 35º a la sombra,
lo tengo complicado y necesito
tu comprensivo permiso para una copa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada