jueves, 2 de abril de 2015

La horda



Vándalos borrachos británicos recalan en Salou y algún otro sitio para exhibir su barbarie y su mala educación, que seguramente les reprimen con tajante brusquedad y rigor en sus predios de origen.
Vale que “la pela es la pela” pero incluso esta máxima mercantil y poco escrupulosa podría tener un cierto límite.
Puestos a preferir, preferimos siempre al cerdo ibérico. Porque esta gentuza es otra muy diferente y malísima cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada