lunes, 31 de marzo de 2014

Incomodidades durante el riego



No será que no hay sitio de sobra.
Mismamente, todo el jardín; pero es que está la provincia de Cádiz; está la pobrecita y acosada España, cuyas gentes ingratas a duras penas se ponen de acuerdo sólo si se gana el (ya empachosísimo en su efeméride) mundial de fútbol, también puede decirse balompié; están la precaria Europa, el planeta, azul o marrón que sea, a estas alturas.
Y no digamos nada de la galaxia, el espacio sideral e insondable, ya te digo, hasta los agujeros negros, que tienen toda la pinta de no acabarse nunca...
¿Y va a resultar, mosca cabrona*, que no hay sitio para posarse sino, reiteradamente, exasperantemente, en este inocente aunque** velludo brazo de sufrido visigodo?

* (Vocativo. Da muy buen resultado para los énfasis y era de uso frecuente en el Senado Romano y otras ilustres y clásicas instituciones. Al presente, va decayendo por mor de la baja talla y condición mediocre de nuestros tribunos y politiquillos.)
** (Y éste es un ejemplo más de la adversativa que tanto nos gusta.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada