martes, 22 de agosto de 2017

Cuento de mucho peligro

Suponiendo que Ud. guste del cine lento, lento, lento, no tiene mas que pasarse a ver "La seducción", amplio y fecundo paradigma de dicha cualidad, a la que no salva ni el detalle de la estética en la ambientación, ni los brumosos, hermosos, entreverados haces de luz romántica y sugerente por los bosques y jardines, ni el estilo del señorío sureño y confederado en el trato educadísimo, ni la correspondiente y respetuosa amabilidad del cabo yanqui quien, elogioso y múltiple y oblicuo en la cautela ajedrecística de sus diversificados anzuelos, no se da cuenta, el muy infeliz, del temible destino que le aguarda en manos de esa afilada caterva de latentes arpías, de encandiladas féminas, catálogo vistoso y ominoso de tan reprimidas calenturas.
¿La Coppola no tenía nada mejor que hacer?
¡Como me la encuentre un día por Logroño...!

lunes, 21 de agosto de 2017

De las luctuosas y fúnebres ceremonias

Sin ingresar en la lujosa y heráldica categoría de insecto rebozado en ámbar, por los pertinentes servicios forenses y funerarios ha sido definitivamente retirado el momificado cadáver del moscardón intruso que, meses atrás, invadió con manifiesta imprudencia, con insolente osadía, la casi doble malla protectora de la ventana de la cocina en esta casa marinera y que, a guisa de agorera y severísima admonición, había permanecido expuesto de forma indirecta a la curiosidad pública, tan a menudo insana, como pedagógico ejemplo de que es muy fea costumbre acudir sin invitación a cualquier lugar o predio, y de que no por mucho madrugar, amanece más temprano.
Viérais agora con sutil deleite, con regocijo sin par, los movimientos alternativos y cadenciosos con los que una fina aguja de ida y vuelta ha restaurado la que, de ahora en adelante, recibirá con todos los honores el apelativo de Malla Inexpugnable, o casi, de Frankenstein, cuyo defensor cometido se prevé de larga y fructífera, feliz duración.    

sábado, 19 de agosto de 2017

El pregón

Una nutrida y psicalíptica representación de los beligerantes colectivos de marras ha convocado una manifestación ciudadana para protestar contra el pregón que a mediodía se deja oír, aunque sin demasiado estruendo, por las calles paralelas y también perpendiculares de la urbanización, matizando el veraneo pintoresco y múltiple con los sonidos clásicos, con las reminiscencias del tiempo en que Baelo Claudia era remoto enclave pesquero y suave paisaje, dependiente del Imperio Romano.
-- "Niñas, mujeres, melones, sandías, señora, etc...", en variopinta y surrealista salmodia, poco ambiciosa de sintaxis, prosodia ni, acaso, cumplida y ortodoxa grafía.

Porque un machismo de esa espectacular dimensión no puede ser otra cosa que cursi e intolerable agravio para los delicadísimos oídos de las procelosas huestes de los elegetebés.

viernes, 18 de agosto de 2017

Compás de espera

Crisálida envuelta en las sábanas de flores pequeñas y azules, la mujer dormida en la habitación de arriba se da un respiro en sus numerosos quehaceres, plenos de actividad y proyectos, en sus históricas preocupaciones, en sus profusos parloteos, haciendo acopio de la energía que, incluso dispersa en ocasionales encrucijadas y bifurcaciones (que coloquialmente denominamos "Y griegas", sin mayor referencia ni conexión semántica con los yogures ni con Platón), empleará a lo largo y ancho de una jornada más, para ir poniendo orden en nuestra vida y milagros y paulatinamente reanudar este camino que, con meandros y todo, sabemos nuestro.
De paso, contribuye con arte a deshacer predestinados trombos en mis arterias desmedradas, como no dejan de reconocer y señalar los más acendrados analistas de diversas y abstrusas logias de la Alta Masonería. 

lunes, 14 de agosto de 2017

Una suerte de semblanza

El Hipocampo observa con atención de filigrana el gesto concentrado, profundo, adumbrado que asoma por el noble rostro aristocrático y prócer del Marqués de los Cien Metros de Velcro, título que obtuvo un antepasado suyo (del Marqués) en la épica época de las Guerras Carlistas, en cuya ocasión la tuvo de demostrar sus altas dotes de estratega y las no menos virtuosas de varón católico, diplomático e intérprete transitorio de obras musicales memorables debidas al estro magistral de Pablo Sarasate.

Nuestro Marqués, hondamente conmovido por la creciente sensibilidad de sus muchos años (que la edad acentúa con frecuencia según qué ternuras y desfallecimientos sentimentales), contempla, entre la admiración y la zozobra, las disposiciones con las que "el Torbellino" modifica, influye y en suma altera la corriente de sedante y sedente sosiego característico de la casa solar, sujeta ahora a diversidad de asombrosos y no muy previstos aconteceres.

domingo, 13 de agosto de 2017

Dimensiones

Extraordinaria y de notable perfección técnica, soberbia como espectáculo y redonda de efectos y música, también efectista, "La leyenda del Rey Arturo" que acaban de estrenar es una pintoresca, recreativa y por momentos divertida versión que con audacia parte de las referencias literarias y mitos conocidos para darles un sesgo de aumentada y prominente ficción que sorprende por lo inesperada y que puede alardear de singular eficacia.
Que el Hipocampo se queje en ocasiones de la perversión y de los sofocones tecnológicos, no empece para que reconozca de forma paladina lo muy talentoso de los especialistas en la materia, que están catapultando al cine/espectáculo contemporáneo a una nueva y maravillosa dimensión.
-- Dices tú de dimensiones. ¡Como si no fuera ya asombrosa la que implica el magisterio que anda desplegando la Condesa de las Mosquiteras, a poco que vence la resistencia del parsimonioso redactor de la Barrosa.  

jueves, 10 de agosto de 2017

Gacetilla de actualidad

Ante el negociado correspondiente de la Junta de Andalucía, se encuentra en fase de trámite la respetuosa solicitud de Denominación de Origen para la zona de actividades nombrada como "Talleres de la Ilustración en la Playa de Chiclana" cuyo vigente programa ha reelaborado sus diversos eventos, delegando en especializados comités la puesta al día y la realización de objetivos, en un importante propósito de aggiornamento que ya ha suscitado el respaldo y la favorable consideración de solventes sectores de la vida financiera, empresarial y artística de la pintoresca y acogedora ciudad gaditana.
Los paseantes que, llevados de lógica y expectante curiosidad (sumada a la temporada de ocio estival y notable molicie), se han acercado como observadores, experimentan un indeciso asombro cuando perciben los aromas de alta cocina que emanan de los talleres, la sección laboriosa que pergeña eficaces y logradísimas mallas que impedirán el ingreso invasor de las diferentes especies de insectos y otrosíes y, en paralelo, el subrepticio sonido que rasga históricos silencios y que al parecer surge de la vertiente redactora y algo literaria del entero y singular enclave.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Sendas azarosas de la cibernética

Rodeados, asediados por la tecnología, vivimos, ni que fuéramos Leónidas y los Trescientos en el paso de las Termópilas.
Entre esos postes cada vez más enrarecidos de arcano tormentoso que llaman parkímetros, ahora con nuevas pantallas ("displays", qué modernos semos) cuyo resplandor hace ilegibles las instrucciones a seguir por el sufriente usuario; entre máquinas perversas que en la entidad bancaria de turno te comprometen y someten a la cibernética elemental para conseguir (si hay suerte y habilidad) el numerito correspondiente con el que el impersonal, artificial, obsequioso a medias, empleado te orientará/desorientará en tus perplejidades e incomprensibles simas financieras, adobando su pedagogía con lenguajes técnicos, esotéricos, pelín displicentes, como contemporáneos doctores y sacerdotes de la sabiduría ante el neófito y humilde homínido que a ellos se acerca en procura casi insolente de conocimiento, pobre cliente pardillo, etc.
Y sin embargo, hay reductos de pintoresca rebeldía mediante la cual los cepillos de dientes electrónicos (¿o eléctricos?) son incapaces de detener la conversación, de interrumpir los apasionados discursos de Lady Taladro, cuando procede a sus abluciones, tras arduos pulsos con el bricolaje extremo.

lunes, 7 de agosto de 2017

El aprendiz y los borradores

Hago mis borradores en el dorso
de unos folios ya previamente usados:
facturas, analíticas, extractos
de bancos, de hospitales del pasado;
de las liquidaciones disponibles
(que, en mi caso, prosiguen impasibles)
de "Intérpretes y Artistas", y de "Autores":
son los más inspirados y mejores.

Más por superstición que por ahorro
me niego por sistema a emborronar
tanto papel en blanco que recorro
habiendo tantas cosas que mirar.
O puede que proceda por contagio
del fino cordobés de Brazatortas
que en uno de sus célebres adagios
ha mentado también esa costumbre,
extendiendo el presagio
a una esfera especial de certidumbres.

El Hipocampo, mero aficionado,
tan aprendiz de tantos escritores,
se atreve apenas a pedir prestado
un céntimo de tales resplandores.

domingo, 6 de agosto de 2017

Tapiz en el museo

Con valerosa determinación, aves canoras de terso plumaje vuelan hacia el Sur, remontando los rigores del calor, las desplegadas distancias, las vicisitudes que todo traslado, viaje, migración implican; desafiando inclemencias y cansancio; firmes en su íntimo objetivo, resuelto el rumbo, las alas describiendo audaces líneas en la oposición de los aires, los montes, las arboledas y las hélices imponentes de los molinos esos de las costosísimas energías renovables, ya te digo.
Mientras, en la fronda abrupta de los pinares, plantígrados moderadamente hirsutos aguardan con la mirada puesta en un horizonte que tardará en oscurecer, porque ahora la luz y la temperatura creciente programan, con el caprichoso cambio administrativo semestral, horas que se dilatan hasta las inverosímiles "diez de la tarde".
Cuando los relojes avanzan con un ritmo estable que jamás se permitiría las veleidades surrealistas del zorcico vascongado, elaboran pensamientos sesudos y graves discursos, y con la conciencia clara de su peso, difieren lógicamente del balanceo que el lento y verde * camaleón exhibe al cruzar, con evidente desdén aunque peligro inminente para su integridad, la circunvalación de Chiclana de la Frontera, cerca ya de los viveros.

*¿De todos es sabido que la palabra verde, desmenuzada, equivale a viva el Rey de España

sábado, 5 de agosto de 2017

"Carbohidrato"

Al Hipocampo llega en la Caleta
este rumor que brilla con las olas
como lo hace en la cola
el polvo sideral de los cometas.

Aunque diversos institutos de investigación han explorado durante años las más variadas pistas y han recabado, de fuentes por lo general fiables, opiniones que pudieran arrojar luz sobre el asunto, a fecha de hoy prevalece el desacuerdo y no se han establecido conclusiones solventes que certifiquen los pormenores y el origen, siempre inciertos, del sobrenombre con el cual se le conoce todavía ahora, cuando su leyenda comienza a difuminarse en las confusas nieblas con las que el olvido teje su erosión incesante.
La metodología de exégetas y panegiristas sostiene con sospechosa frecuencia que, en vida, era activo participante de las chirigotas y comparsas clásicas en los carnavales de Cádiz, de honda tradición auténtica, en contraposición con esos pringosos festejos ("tomatina" y otros) que reclaman con tanta falsedad como vana presunción unos antecedentes que apenas alcanzan las más recientes, y decepcionantes, décadas del pasado siglo. Situado así, en las raigambres y entretelas de la hermosa y antiquísima ciudad atlántica, Carbohidrato (que de ese modo se le nombró y nombra) extendió su fama de patriota, sirviendo en el Arsenal de la Carraca y siendo promovido con honor al grado de sargento.
De temperamento algo rebelde, no obstante, hay quien refiere una anécdota según la cual se negaba a pegar en el parabrisas de su vehículo el preceptivo sello indicador de haber superado la ITV, actitud en la que hizo hincapié hasta los años de su bien entrada madurez que le fueron sosegando el humor y el espíritu mordaz que siempre habría de caracterizar las colaboraciones con las que su pluma ganó cierta notoriedad en los más firmes rotativos de la provincia.
Su noticia, luego, se pierde entre hipótesis tan sinuosas como extravagantes, dando lugar a numerosas diatribas y a textos apócrifos que a la sazón contribuyen a propagar un inextricable misterio.

viernes, 4 de agosto de 2017

Las huellas y la memoria

Parece que los Hados, al final, decidieron burlarse de ti, con esa muerte de la que seguramente estás el más atónito.
Cuesta muy caro aprender, encajar, que la implacable hora a todos llega, alardeando a menudo de su condición repentina, arbitraria, improvisadora. Y que luego de las jornadas presentes, con su ruidosa algarada de ditirambos y exequias, las huellas dejadas se irán borrando a no mucho tardar, a salvo sólo en la memoria de quienes con mayor lealtad y veras te han querido.
Aunque en tu caso, los Hados, esos cabrones, no podrán quitarte el temple, el talento, los merecidos laureles que con dignidad adornaban la nobleza de tus setenta años, motero.

jueves, 3 de agosto de 2017

Los pétalos

Si Mozilla Firefox no me responde, ¿cómo podré trasladar a tu conocimiento el curso que he dado a tu encargo planchador de pétalos de rosa?
Empero, has de saber que oportunamente los he situado entre papeles y, siguiendo tus instrucciones, he colocado encima dos profundos tomos que respectivamente compendian (Espasa/Clásicos) el uno las comedias y tragicomedias, y las tragedias el otro, del florido y confuso William, del noble y otras veces grotesco y chocarrero William, a los que tengo abandonados tras una no muy intensa incursión, y en espera de tiempos con más concentración y menos sueño.
Con daltoniana indecisión del alma, me he sentido como un leve alquimista durante las sosegadas maniobras de ese trasiego (de ese "afterblind", que decíamos en la Habana los absortos vigías náuticos en nuestro predilecto mirador) y quizá me plantee un futuro con esporádicos ribetes de nigromante que incluyan transitorios y eclécticos titubeos, constitutivos de una naturaleza de flor que se marchita entre nostálgicas nieblas y bodoques de parsimonia, o de un cactus que el sol del desierto de Mojave abrasa, sin el consuelo misericordioso de un mínimo tequila.
Y ya sé que estoy retirado de las copas; pero de lo que no quiero retirarme es de mirarte a los ojos, como aquella madrugada, después de cenar en la Trattoria.

miércoles, 2 de agosto de 2017

De la existencia extrema y otras conspicuas consideraciones

Con el café, centrifugado a mano,
me sobrepongo apenas cada tarde
a los duros rigores del verano:
sofá, sopor, televisión, ¡qué vida,
abstrusa sin alcohólicas bebidas!
Como siempre, la cosa está que arde.
El "parte" de la meteorología
de fuxias y de rojo tiñe el mapa
y es de temer que en todos estos días
en Béjar no se venda ni una capa.

¿Y diréis que acobarda a los turistas
el sol abrasador de estas jornadas?
¡Derretidos desfilan en manadas
como helados de menta y chocolate
los suicidas e intrépidos bañistas
gustosos con tamaño disparate!

No seré yo, en el porche sentado
quien, insensato, ceda a tal orgía,
mientras me quede alguna frigoría,
por el "split" Fujitsu aconsejado.

martes, 1 de agosto de 2017

Dices tú de...

Habrá que volver algún día por Asturias, esa tierra hermosa y feraz desde la cual se inició, según se cuenta, la Reconquista, en la época en la que los moros recibían ese nombre sin que hubiese imbéciles que se rasgaran las vestiduras porque se les denominara así y que a tanta incomprensible andana se llaman ahora, con unos escozores pusilánimes de improbable explicación.
Se conoce que había cosas importantes en las que pensar y por las que actuar, en vez de estas chorradas contemporáneas de poner el grito en el cielo con cada tontería de nuevo cuño que los "escrupulosos" del lenguaje políticamente correcto (aunque demasiado a menudo con faltas de ortografía, que por lo visto es lo moderno) andan inventándose, menuda caspa.
De todas maneras, "dices tú de reconquistas"...