viernes, 3 de febrero de 2017

Un espectador en el cine

Hay que vigilar, tener cuidado con el cerebro, ese arabesco de neuronas muy a propósito para dispararse en direcciones indeseables y no previstas.
Porque nos podría ocurrir lo que al personaje central de "Múltiple", siniestra y ominosa película de reciente estreno, que sólo a los calvos, por razones obvias, no pondrá de punta "los pelos que no tienen".
A nuestro parecer, siempre más modesto que altivo, el actor que protagoniza este espeluznante film, cumple con nota alta su cometido, de manera que quizá quepa cierta emulación, cierto mérito como epígono de ese magistral papelón que en su día contribuyó a la justa fama del criminal de ficción llamado Hannibal Lecter.
Con eso y otras poco veladas e inquietantes implicaciones, el angustioso espectáculo está disponible en varias salas "del ramo" y es posible que no nos deje indiferentes.
También cabe asistir a "Figuras ocultas", para no olvidar aquella realidad de los años "dorados" americanos del Norte, los años de Kennedy, presidente USA a sus horas, y acribillado a tiros en otras, seductor poderoso a quien sucumbieron aparentemente las más hermosas estrellas de Hollywood.
Realidad que parcialmente, y en lo peor, sigue sin desteñir del todo, con mayores o menores hipocresías, la discutible conducta y la supuesta decencia de los humanos que, en todo el planeta, constituyen una cuadrilla que tanto deja que desear. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada