sábado, 18 de febrero de 2017

La gatera

Con inaudita cara dura proponéis al personal que se jubile más tarde. Y "ni calvo, ni con dos pelucas".
Porque la jaleada Seguridad Social, las pensiones y toda esa feria están abocadas a un fracaso estrepitoso que no se hará esperar mucho, y cuando se obliga o se recomienda a los trabajadores y a las empresas a más años de cotización (con lo inevitable que el invento resulta), solamente será para aumentar el ya desproporcionado tamaño del timo, de la estafa, del fraude, la cantidad de pelos que se quedarán en la gatera.
Y con sibilino aunque inútil disimulo, se soslaya un factor digno de las más elaboradas pasamanerías de Pontejos: si los "seniors" tardan más en dejar las vacantes, ¿cuándo podrán llenarlas los "juniors"?
Pero hay más guiñol: el que aconseja establecer complementos particulares cuyo presunto objetivo sería paliar el desastre. Y ocurre que con los vigentes salarios ¿cuál es el margen de ahorro, de pasta disponible, para suscribir los ambiguos fondos de pensiones y los turbios "productos" que ofrecen los sacrosantos bancos a guisa de redondeo para los tiempos de la jubilación?
¿Y con la espada de Damocles que Hacienda les tiene reservada?

"Da capo". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada