sábado, 6 de agosto de 2016

De madrugada

Lo ha sentido volver de madrugada,
dar señales furiosas, insistentes,
ejercer con denuedo la llamada
que este verano suena tan frecuente.

El estandarte azul se fue encrespando
y agitando la "erre" solitaria
de una manera tan extraordinaria
que era la travesía temeraria
de una galerna en un buque normando.

Pero el mástil resiste y el sextante
permanece en su sitio y todavía
afronta esta porfía
en lucha con el viento de levante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada