martes, 2 de febrero de 2016

Unos y otros

Mucha bronca y con razón:
de Valencia el campanazo
era el postrer culebrón
que le faltaba al PP
para que la peña opine
que son unos cabronazos.
Pero, ¿es frágil la memoria?
¿acaso no existe historia
de que por Andalucía
se evaporaron millones
(los ERES, Mercasevilla,
tantas otras maravillas)
que han hecho archicofradía
de toda bellaquería?
Y esos eran los del PSOE...
¡no te "joe"!
¡Qué tremenda alcantarilla!
Pues, ¿que decir de mis primos,
los del seny catalán,
que parece que no están?
¡Y no se han dado descanso
para llevarse hasta el manso
en comisiones y timos!
Y, por las trazas ladinas,
los nuevos recién llegados
de maneras parlanchinas,
se dice que sin tardanza
van tomando confianza
y también ya la han cagado,
con unas cuentas extrañas
que vienen del extranjero.
Colegas y compañeros,
hay que ver cómo está España.

2 comentarios:

  1. España: Dícese de aquel país en que no cabía un ladrón más

    ResponderEliminar
  2. Unos más que otros...

    ResponderEliminar