viernes, 19 de febrero de 2016

Le dimos dos o tres

semanas (más o menos)
a esta especie de freno,
a esta cesura breve
en la andadura leve
y el rumbo de este "blog"
que, un poco veterano,
ya apunta en su reloj
hacia un cuarto verano.
Quizá lo recordéis,
que se estrenó en el trece
y aunque ocurra que a veces
es como el Guadiana
y que desaparece,
semana tras semana
va para el dieciséis.
Henos de Pravia, en fin.
Este jardín espera
izar un banderín;
y unos días de sol
-- con la nueva visera --
o un nublado español,
de esos en si bemol
que en nuestro panorama
los "próceres" inflaman.
Así pues, bienvenidos
los firmes internautas
que no se han aburrido
y que acogen las pautas
que aquí les proponemos.
Mañana seguiremos,
damas y caballeros,
el programa de antes,
todavía en febrero.
Y
claro que Dios mediante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada