viernes, 29 de enero de 2016

"La juventud"

Con pocas excepciones, el Hipocampo no es muy de recomendar nada ni de dar consejos, atento por lo general a respetar las decisiones y las elecciones del prójimo, cosa saludable para que, de paso, "cada palo aguante su vela" en los aciertos y en los errores.
Al Hipocampo, con ese proceder, le parece que se comporta con cabal corrección respecto a la independencia propia y ajena, no por relativas menos deseables.
Desde esa posición, evidentemente compatible con un profuso catálogo de criterios propios (y que viene expresando por aquí, con nitidez y contundencia moderadas), apunta de vez en cuando alguna señal que cree conveniente. Así que hoy, por ejemplo, sugiere que no se pierdan Uds. "La Juventud", de reciente estreno y cuya calidad no osa ponderar como muestra de reconocimiento y aplauso.
P.D: la inundación, a ratos convulsa, tumultuosa, de las reacciones críticas despertadas por este film, va pareja con la pedantería y los complejos eunucos de algunos viciados opinadores y jueces, rencorosos contra la belleza, minúsculos aspirantes a pontífices, frecuentes señoras azules.
Es de suponer que la combinación del paladar estragado y la envidia verde no son lo mejor para ir caminando, la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada