martes, 22 de diciembre de 2015

Elogio

Sin pudor ni recato, sin ambages,
sin que nos duelan prendas,
que, a más a más, motivo no tenemos
que pudiese empañar este momento,
declaramos aquí solemnemente,
para que conste en acta y donde sea,
que tus cocidos son
el más glorioso logro, el largo asombro
de todos los fogones. Que al "diseño"
ya le pueden ir dando,
porque este suculento y milagroso
resultado de tu sabiduría
es la mejor, más alta garantía
de la inmortalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada