miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ahora que estamos

en las fechas "entrañables", decidimos por real decreto ley añadir un nuevo rito al catálogo de pequeños homenajes que nos vamos permitiendo, en vista de que esto va rápido y de que en cualquier momento...
Así que cuando ya hemos cumplido de manera gozosa con, por ejemplo, los langostinos rebozados y la dorada o lubina al horno, nos planteamos la elegante maquinita de diseño y, guiados por la sugerente y deferente recomendación del señor Clooney, nos damos a la elemental aunque cuidadosa preparación del nespresso de turno, resuelto con opcionales grados de cremosidad y convenientemente apuntalado con el alto contraste de alguna rústica delicadeza de la andaluza Estepa.
Salón, sofá, calefacción; brumoso, lluvioso invierno exterior. Alguna paloma que se distrae y nos distrae por el jardín. Porque, hecha una porción no menor de las cuentas, what else?
Conque, permitidme que insista:
Ahora que estamos en las fechas "entrañables", etc...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada