domingo, 2 de agosto de 2015

Mariano Rajoy



Podrías haberlo hecho bastante mejor.
Pero con lo mucho peor que lo hizo el desastroso metepata que te precedió, casi deberíamos estarte agradecidos. Aunque ni los registradores pasmados de la propiedad ni los chirigoteros andrajosos ni los tramposos de la perversión separatista son lo que la pobrecita España merecería para su gobierno.
En todo caso, es tal el empeño rencoroso de tus enemigos, tan venenosa su mala fe, que previsiblemente sumarán sus mezquindades, soberbias, ansias, para echarte del podio, para escamotearte la batuta.
Y no les va a importar (ya ha pasado antes) sembrar el mapa de desmadres, despilfarros, ruina; ni hundir las señales que ya hay de esta costosísima recuperación que omiten o niegan con las bocazas rebosantes de mentiras.
Son una plaga: de polillas o de lo que sea. Pero casi seguro que te van a joder, ya lo verás.
Y, si sólo fuera por ti, igual era la factura por las cuatro o cinco cosas esenciales que te has dejado en el tintero, ya te lo digo. Pero van a echar a perder el esfuerzo tremendo que hemos hecho estos cuatro años. Y nos van a volver a dejar hecha unos zorros toda la barraca. Como dice la Almendrita, “un sin Dios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada