sábado, 30 de mayo de 2015

De lo que no nos hablaron



“Si no puedes estar con la persona que amas, ama a aquella persona con la que estás.”
No digo que el propósito fuera malo, y menos que careciese de sentido práctico o de (incluso) un punto, un aquel de optimismo.
Pero de lo que no nos hablaron fue de la pena, de la nostalgia honda y lacerante, de la insatisfacción, de los recuerdos yendo y viniendo, de la “furtiva lágrima”, porque ni esta voz que escucho, ni estos ojos que miro y me miran, ni esta espalda que acaricio con mejor voluntad que inspiración, son los tuyos.
Porque, como las que se fueron tenuemente borrando, tampoco es como tú esta mujer que ahora a mi lado duerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada