martes, 21 de abril de 2015

Puertas al campo



Lo que no se puede poner. Así que seguiremos impulsando, produciendo, consumiendo cine, televisión, videojuegos absolutamente violentos que parecen no tener límite para la exageración y la exacerbación de su carácter sanguinario, de sus crecientes cotas de sadismo y crueldad.
Por supuesto la barbarie ya existe de sobra en la vida real: no hay más que seguir las noticias de cualquier día. Pero yo recuerdo ahora expresiones como no le des ideas o echar leña al fuego.
Dicen que puede haber sido un brote psicótico. Y que, por ser menor, la ley va como va.
No obstante, eso que se llamaba la “edad del uso de razón”, ¿existe, significa algo?
Los sesudos legisladores y la legión de psicólogos y similares que los asesoran, además de llenarse la boca declamando que el tema es complejo y poliédrico deberán llegar a una reconsideración que tenga más en cuenta la indefensión y el espanto de los corderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada