lunes, 27 de abril de 2015

Creo que no exageramos



afirmando que puede calificarse de escandaloso y criminal el estado del asfalto en la carretera que tenemos que transitar para ir desde Chiclana de la Frontera hasta Cádiz.

Incontables destrozos van sembrando todo el recorrido de profundos y extensos “desconchones”, o como quiera que se llamen, tan frecuentes y hondos ya, que se ve a los usuarios intentando esquivarlos y aumentando así considerablemente el peligro de accidente y colisiones.

FOMENTO, OBRAS PÚBLICAS, la JUNTA, en fin, el estamento correspondiente está “pasando” del asunto con olímpico desdén.

Y si consideramos la casi universal desfachatez con la que se nos desgobierna y roba, y los precios galopantes de las cosas, como la gasolina y el gasoil, si recordamos el rigor implacable con el que la DGT nos multa y exprime…

…quizá resulta hipócrita esa recomendación de que no le deseemos mal a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada