martes, 10 de febrero de 2015

Son peculiares los lazos



que acercan o distancian a los parientes en una misma familia.
De un primo hermano (también de la logia del daltonismo, la blanca barba y el carácter reposado) que tuve, un quinteto de sobrinos segundos, que así creo que se dice, anda repartido, distante por distintas latitudes.*
Para facilitar la nomenclatura y el protocolo, las veces que iba a visitarlos, cundió entonces el eco de que aquellos críos me llamasen también “primo”.
El menor, a quien casi no he tratado, se ha vuelto entomólogo, curiosa especialidad de la que ocasionalmente, en su nombre, he presumido. Y antes que él, revolvían el mundo sus cuatro hermanas.
La mayor, por aquellas lejanas fechas, usaba un flequillo a lo Mac Cartney, como mi padre señalara un día y conserva todo el aire de familia; la segunda, sofisticada, que alguna vez vino a cenar conmigo, andando el tiempo, en la Villa del Oso y el Madroño; la cuarta, en apariencia más sobria, quizá por todo el empujón de aquella numerosa tropa. Y la tercera que, según creo, va luchando con sus vicisitudes de salud en un país relleno de finanzas e hipocresías funcionales de la civilización europea; y que era la más bulliciosa y expresiva, trepando sobre mí como si yo fuera un árbol a mano para los juegos.
Tantas décadas alejados y ahora a menudo me da señales de leer las fantasías y los más o menos filtrados aconteceres que el Hipocampo hace vibrar entre las aguas de su acuario solo.
Al modesto castillo que podría simbolizar esta familia mía (y de cuyas otras alas ya se escribirá, Dios mediante) me siento vinculado, desde los fosos a las almenas, a mi modo que, por no convencional, no ha de ser peor que otros posibles.
Aunque en general, no parece que se ocupen demasiado de mis andanzas, quizá sintiendo, creyendo, que soy ¿el perro verde, el “raro”?
Cosas de familia, tú.  

(*Estas palabras en cursiva son señal precursora de alguna canción de los ochenta que acaso me permita estrenar todavía esa ruleta que llaman suerte.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada