jueves, 16 de octubre de 2014

Ensayo sesgado e intrascendente sobre las avispas



Rayadas como tigres, agresivas con objetivo definido, deletéreas y dispersas en caprichoso, o no tanto, vuelo.
Y ( lo que ve el que vive), con singularidad conspicua, algunos individuos contemplativos de la especie que llaman, e incluso llamamos, humana, y para la que tantos convencidos “elogios” llevamos formulados, hemos podido observar con asombro próximo a la estupefacción cómo merodean, sobrevuelan, parecen fascinadas, hipnotizadas, magnéticamente atraídas por los herrajes de la “trike”, principalmente las varillas de acero cromado del parabrisas y zonas aledañas a los faros.
Hay un remotísimo proyecto, que acaso debería someterse al orientador criterio de los entomólogos, Eduardo Castelló u otros, para adaptar, en Villanueva del Pardillo, cepas de uvas/parras provenientes de Rivas-Vaciamadrid, y a tenor de difusas y confusas informaciones recibidas, según las cuales estos respetados y reputados insectos no se afanan por igual en posibles alternativas variedades de esa planta hermosa, profusa de barrocos zarcillos, verde admirable y casi mitológico, sombra fresca y propicia en el patio interior de las Bodegas Sanatorio, sede central, en Chiclana de la Frontera.   
Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada