viernes, 31 de octubre de 2014

Con la ilusión que nos hacen las urnas...



… ¿y qué tenemos, Máximo, qué nos queda, bondadosos ciudadanitos?
El PP, contando con que los más cautelosos, desde luego los que temen perder lo que tienen, harán la vista gorda y seguirán apuntalando ese edificio maltrecho y lleno de carcoma que ha llegado a ser.
El PSOE, soñando con la posibilidad de que, en su muchedumbre de votantes defraudados, quede y cunda un milagroso resto de mala memoria y no cuenten en contra las ruinas económicas que nos llevan dejadas; amén de otros muchos detallitos.
Izquierda Unida, viendo que ya es apenas un azucarillo cursi y trasnochado, rápidamente disuelto por la fuga de la gente, desmoronados los pasteleos protestones aunque trepas, la supuesta parcela, arrasada por el impaciente empujón de los emergentes.
Rosa Díez y Alberto Rivera, haciendo el indio con la indecisión, el juego del perfil de diseño equilibrado, muy rehenes de sus protagonismos, factura que pagaremos todos.
Los partidos regionalistas/ separatistas/“soberanistas” (cuánta palabrería podrida), cebando sus paranoias, pescadores aldeanos, y tan interesados, en el río revuelto.
Y poco más. Tan sólo la avalancha de los descontentos, de los indignados, de los encandilados, de los adictos, pobrecitos, a la fascinación de las “redes sociales” tan globalizadoras a lo Orwell, y los diversos juguetes engañabobos de la tecnología, como si ello fuera la panacea en vez de otra moda antojadiza y precozmente decadente, que barre los millones de euros, de dólares, de yenes, hacia las arcas multinacionales de los listos, muy listos.
Desde esa avalancha se vuelven a prometer utopías, tablas rasas, con vocabulario y gestos trillados y antiguos, que suenan a inéditos para los jóvenes oídos sin experiencia y, a menudo, sin conocimiento.
Si llegan al mando, habrá que ver si no nos dan otro chasco monumental, otro sucio gato por liebre, otro timo deprimente e indecente como el PSOE de Felipe y Guerra, como la SGAE de Teddy, como los Reyes Magos de toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada