miércoles, 23 de julio de 2014

23 de julio de 2014



Me encuentro (odio las máquinas, ¿me comprendéis?) en “la máquina” que, en el blog, el facebook, la mierdecita que sea, sin orden alguna de mi parte, algo cambió de forma idiota “personas alcanzadas” por “people reached”. De momento, ante tan insultante y puerco cambio de idioma, yo me cago (expresión popular frecuente, metafórica y sureña) en sus  muertos.
Y hoy, cito de memoria, aunque la tengo pésima.
Porque en la sobremesa, me vino cabalgando en el recuerdo, absurdo, caprichoso, aleatorio, aquello que algunos supervivientes del bachillerato de verdad (y no los lamentables sucedáneos posteriores) rozaron o debieron rozar, en su día:
“Qué mucho Arnesto si, del padre Astete, ni aun llegó al Catecismo… Mas oye y diráte quién, de Romero y Cañizares, saca la muleta mejor y quién más diestro hiere en la cruz al bruto jarameño”.
Soy consciente de que la mayoría del personal vigente, contemporáneo, ignora (y más en estos cerriles tiempos de melindre mariquita y antitaurino, cerriles en lo que tienen de sectarios, de puritanos y fanáticos, de impotentes para apreciar y comprender el arte, incluso si comporta discutible crueldad) y no sabría interpretar muchas de las palabras, de los conceptos, de los sentimientos precedentes.
Anego en Ballantine´s la pena deprimente que me invade al padecer, temeroso, tan deleznable y antiartística realidad, tan solitario o poco acompañado, errabundo paseo por la vida, por lo poco que de ella nos resta.
A los curiosos: dicen que todo anda colgado en el internete. ¿Os mereceréis la consulta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada