viernes, 7 de marzo de 2014

Investigación en curso y otros aconteceres



El caso de la portuguesa muerta ha tomado un rumbo que está desorientando de manera considerable a los agentes especiales que fueron designados para su esclarecimiento, y ello, a pesar de las acreditadas solvencia y experiencia de estos profesionales.
Como quiera que algunos de los resultados de la autopsia y otros detalles relativos al ADN, etc. desparecieron inexplicablemente durante su traslado del laboratorio al juzgado, en la posterior controversia (muy caldeada por el efecto de las obligadas dimisiones que han tenido lugar), ha causado manifiesta incomodidad en el Cuerpo de Policía la filtración de una fuente, habitualmente fiable, según la cual, la occisa, o su asombroso doble, ha sido vista paseando al atardecer por un romántico bulevar de la ciudad de Orense.
Inmediatamente se ha procedido a la inspección minuciosa del lugar y sus alrededores y se ha montado una suerte de dispositivo o retén que de forma permanente vigila la zona, desde diversos puntos estratégicos.
Algunos de los agentes “in situ” han sido vistos con llamativa frecuencia en un bar/restaurante cercano, famoso por sus exquisitas empanadas y un vino albariño “de la casa”, soberbio en su modosa modestia.
Desde la Central se ha solicitado un informe acerca de estas dos especialidades que está siendo redactado de conformidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada