miércoles, 12 de marzo de 2014

Aniversario gris marengo



A los diez años del 11M se remueven de nuevo los análisis, las polémicas, las burdas excusas y las seudoexplicaciones de tanto como se hizo mal y no ha quedado resuelto a fuerza de irregularidades, espesas sombras y confusos vericuetos por los que anduvo todo el correspondiente proceso.
Los clásicos bandos se sacuden las acusaciones y ponen de relieve, una vez más, cuán bajas miras, cuántos intereses impresentables están detrás de sus gastadas y vulgares retóricas.
Sólo que…
la infame utilización de todo aquello, ¿a quién benefició?¿Quién se llevó, contra todo pronóstico, aquel gato al agua? Y ¿con cuáles ruinosas consecuencias en la economía, la política, el rumbo global de España durante los lamentables años siguientes?
Soportamos a diario un diluvio de mentiras. Y de las interesadas, que son las peores.
Pero la factura la estamos pagando todavía. Y es carísima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada