miércoles, 30 de octubre de 2013

A Circunflexus Triunfator, Procónsul para Hispania



Que los hados guíen tu mano en la firmeza y el temple de las decisiones.
Que la vanidad del aplauso, con que la plebe vitorea al ínclito tribuno, no enturbie la sagaz claridad de tu recto juicio.
Que las intrigas de los poderosos no confundan con sus tentaciones la pureza de tu incorruptibilidad.
Que la traición y las deserciones no malogren y vuelvan sardónica tu laureada y célebre sonrisa.
Que tu sabiduría permanezca intacta en la lucidez y se vea acrecentada por larga y fértil experiencia.
Y, en fin, que te sea fiel y propicia tu hermosa, admirable potranca madura de mucho hueso.
Magerit MMIV Rodericus Béticus.

(Inscripción sobre piedra-mármol, hallada en recientes excavaciones en la Villa y Corte. Actualmente ha sido trasladada para su examen por el Gabinete de Ciencias Arqueológicas a la Basílica del Pilar de Zaragoza.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada