domingo, 1 de septiembre de 2013

Cocktail

Preclaro artífice de la tauromaquia lo ha ponderado ya con ocasión de alguna conspicua entrevista de esas que, con cierta sabiduría y algo de magnetismo, realiza Quintero en la tele para nuestro mejor entretenimiento.
Sus efectos balsámicos, analgésicos y se diría que incluso anestésicos son tan evidentes como admirados, y sin duda van levantando creciente legión de seguidores, de prosélitos de ardiente fe henchidos, tal que si de una secta iluminada se tratara.
Conocemos por experiencia personal y reiterada su eficacia maestra, la ductilidad de su administración, su cómoda presencia en el mercado, que avala una distribución profesional y firme. Y a tal punto de excelencia van llegando las bondades de su característico sabor a menta y eucalipto, que Nos lo proponemos como base inmejorable de un nuevo combinado cuyo éxito pronosticamos sin titubeo visible. Un nuevo cocktail de diseño, llamado a triunfar en los más selectos círculos sociales: “Espidifén Pilé”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada