martes, 27 de agosto de 2013

Curiosidades del Peñón

Parece que, por enésima vez, los solemnes estudiosos y especialistas de la cosa formularon sus importantes e imponentes teorías sobre el origen de los monos de Gibraltar y, con perspicaz clarividencia, apuntaron a que tales bichos proceden de un par de países en el norte del vecino continente del sur (flor de elipsis, sobresaliente en circunloquios). Como no somos expertos, lo dimos por bueno y desde luego jamás habríamos sospechado que esos simios pudieran haber llegado desde Australia, que queda más a trasmano.
El misterio, poco apasionante de suyo, inexplicablemente produjo, en su día, noticia, supongo que azuzada por los dudosamente útiles parásitos interesados.
A cambio, el origen del estatus político de la Roca (¡cómo nos gusta el lujo!) no ofrece demasiadas dudas: la razón de la fuerza ajena y la incompetencia secular de nuestros torpes gobernantes explican de sobra tan anacrónico y puerco chanchullo colonial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada