jueves, 22 de agosto de 2013

13-III-2013

Por inspiración del Espíritu Santo, ayer fue elegido el sucesor de Benedicto. Es jesuita, aunque argentino, y se va a llamar Francisco I, lo que no sé si va muy bien al coincidir con el rey aquel de Francia.
En todo caso eso estuvo bien para celebrar San Rodrigo, ya que nadie se acordó. O quizá Maritere sí, quién sabe.
Pero me traje de Carrefour un Bacardí Reserva, entre otras cosas.
Y mejoró mucho el tiempo, después de los reiterados aguaceros de estos días atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada